Arquitectura tradicional y bioclimatica en Cabrera: El tejado de pizarra

Castrohinojo

Castrohinojo

Repasaremos cómo es la cubierta tradicional de pizarra de Cabrera para adentrarnos como funciona bioclimáticamente, aportando frescura en verano y calor en invierno

Existen dos tipos cubiertas en Cabrera: de losa y de paja. Pero sólo hablaremos de la pizarra, ya que aunque la de paja, tiene tambien su función bioclimática, sería muy osado que alguien construyese su casa con techumbre de este material.

Las cubiertas dominantes son las de losa, conformadas muy habitualmente a dos aguas, aunque tampoco faltan las soluciones a tres y cuatro aguas. La estructura se conforma con cerchas simples compuestas por las dos formas y el tirante. Normalmente se emplean vigas tercias paralelas a la cumbrera que sirven de apoyo a los pares, tanto en piezas escuadradas como en rollizos desbastados levemente. Sobre ellos se puede asentar un enlatado de tablazón, aunque también se puede asentar directamente sobre los pares las losas de pizarra, empleando barro para facilitar el asiento de las mismas.

Viviendas en La Cuesta

Viviendas en La Cuesta

Las losas suelen ser de mayor dimensión en bordes de la cubierta: cumbrera, alero y límites laterales, empleando normalmente las soluciones solapadas para la creación de los vértices de la cumbrera y limas, ayudadas por rejuntados de mortero de cal. Desde luego la cumbrera es el punto donde hallamos distintas soluciones, como piezas superpuestas de losas tomadas con mortero y sujetas con piedra, o la más elaborada de piezas superpuestas conveniente machihembradas para evitar su movimiento, que hallamos en un número significativo de ejemplares. También se reseñan losas clavadas en la cumbrera, dotándose a su clavo de un trozo de goma recuperada de neumáticos para evitar la rotura y la penetración de agua por el agujero de la losa, solución que también se utiliza en algunos ejemplos de revestimiento de las chimeneas.

Marrubio

Marrubio

Además de las chimeneas podemos localizar pequeños respiraderos horizontales, que permiten la ventilación e iluminación interior, pudiendo acompañar a la chimenea o incluso ser sustitutivos de ella.

La mayor parte de la radiación solar en una vivienda incide sobre la cubierta. Se calcula que, de media, alrededor de 1 kWh llega a cada metro cuadrado. La arquitectura tradicional ha creado soluciones para aprovechar esta situación que podemos observar tranto en la forma de la cubierta como en su superficie e inclinación.

Quintanilla de Yuso

Quintanilla de Yuso

En la arquitectura tradicional de Cabrera encontramos una marcada diferenciación en las pendientes de cubiertas según su orientación, con la cumbrera retasada al norte y la sur avanzada gracias a los corredores de madera. Esto ofrece una mayor superficie de exposición a la cara sur y una mínima superficie a la sombra.

Pero describamos ahora el funcionamiento del sistema: El edificio debe conformarse de manera que su cara norte desaparezca bajo la pendiente del techo, disminuyendo la altura expuesta de la pared norte, se acorta la sombra producida en el invierno por el edificio. Si se inclina la vertiente norte de la cubierta, con un ángulo similar al del sol del mediodía, la sombra proyectada por el edificio en invierno, se reduce.

Esquema de Funcionamiento

Esquema de Funcionamiento

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *