Arquitectura tradicional y bioclimatica en Cabrera: Rehabilitación de viviendas tradicionales

Rehabilitación de vivienda con horno en Villar

Rehabilitación de vivienda con horno en Villar

Hasta ahora hemos visto los tres elementos principales bioclimaticos que son el corredor de madera, el muro de inercia y la cubierta de pizarra. Para rehabilitar no hay más que poner en uso la arquitectura tradicional existente, incorporando las ventajas de los requerimientos actuales y manteniendo la identidad de la arquitectura cabreiresa

El nuevo concepto actual de vivienda que incorpora baños y cocinas a las viviendas tradicionales cabreiresas que antes no los tenían o en muy contadas ocasiones, implica una transformación del interior de la misma que puede dar lugar a elementos externos inapropiados, derivados de por ejemplo, una bajante de aguas residuales. Esta rehabilitación amoldando las viviendas a las condiciones de vida actuales supone destruir o modificar ciertas partes externas para que pueda conservarse el conjunto. Es en estas partes donde debe extremarse el cuidado.

Mala rehabilitación en la localidad de Baillo

Mala rehabilitación en la localidad de Baillo

Es pues importante realizar una primera evaluación sobre el alcance de la actuación a realizar y la mayor o menor adecuación del edificio, y, por tanto, de los mayores o menores costes económicos y de transformación que se verá sometido el edificio concreto. Y por tanto si resulta o no adecuado el doble objetivo de conservar y reutilizar dicha arquitectura.

Normalmente los constructores locales, si existen, no están habituados a realizar este tipo de obras, prefiriendo demoler el edificio a rehabilitar por pura comodidad en la ejecución de la obra. Para el constructor habitual, no preparado, le resulta más fácil construir una nueva edificación en vez de rehabilitarla, empleando los materiales y sistemas constructivos industriales al uso, mientras que la rehabilitación exige un manejo básico de los materiales y sistemas constructivos tradicionales, que normalmente se desconoce. Ello supone que tampoco se sabe evaluar económicamente su ejecución, con los correspondiente desajustes y elevaciones no justificadas de los presupuestos, aún cuando empiezan a existir algunas experiencias tanto de iniciativa privada y pública, indicándonos un claro cambio de tendencia.

La obra de rehabilitación exige un constructor cuidadoso, pudiendo comprobar en obras anteriormente realizadas por él su ejecución concreta, situadas bien en la comarca o bien en arquitecturas de similares características constructivas. Y unos técnicos que, además de redactar un buen proyecto, atiendan y dirijan en detalle y cuidadosamente la ejecución de las obras. Este aspecto del control y dirección de obra es fundamental en la rehabilitación, pues con frecuencia habrá que ir tomando decisiones en el transcurso de los trabajos en marcha, al aparecer imprevistos o defectos ocultos, además de la vigilancia de la buena ejecución de los trabajos.

El mayor o menor coste económico de la obra vendrá especialmente determinado, además de la magnitud y calidad de los materiales a incorporar o rehabilitar, por el estado de conservación previo del edificio, y por tanto la magnitud de las actuaciones. En este reportaje no vamos a entrar en la rehabilitación interior y en la creacción de espacios, ya que cada uno adecua su vivienda a su uso, pero si habrá que tener especial cuidado como hemos dicho a elementos externos que puedan provocar la pérdida de identidad de la arquitectura. Esos elementos como ya vien hemos dicho son:

Muro de inercia y cimientos

Aparecerán muros de carga de piedra que será necesario rejuntar la misma para mejorar el aislamiento, cuando haya que derribar estos muros y hacer unos nuevos, o aparezcan paredes de sección debíl, podrán usarse nuevos materiales como los bloques de termoarchilla, pero siempre forrados de piedra en su exterior para que el muro adquiera la inercia térmica adecuada de la que ya hablamos en capítulos anteriores, siempre será preferible hacerlos de piedra natural.

Rehabilitación en Truchillas

Rehabilitación en Truchillas

Debe prestarse atención a los abombamientos y pérdidas de verticalidad de las paredes, pues a menudo reflejan inadecuados empujes de forjados o cubiertas, así como mala unión entre las dos hojas de las paredes de piedra, muchas veces compartidas por dos vecinos. Si se ofrecen fisuras en dichas fábricas, deben retacarse con mortero, además de estudiar, si es necesario reforzar dicha pared.

Cabe destacar que en la localidad de Trabazos  han cubierto de chapa incluso los muros de piedra de inercia consiguiendo el efecto contrario, reteniendo la chapa el calor y no proporcionándole a la vivienda ya que les separa una pequeña cámara de aire entre la chapa y el muro existente. Esta forma de rehabilitar a base de chapear todo un pueblo, va en contra de cualquier tipo arquitectónico y modelo bioclimático existente.

Las cimentaciones normalmente no suelen ofrecer problemas en la arquitectura popular comarcal, al ayudarse abundantemente de asientos rocosos, aunque deban revisarse para comprobar su situación, especialmente si se detectan fisuraciones desde su base.

Cubierta de pizarra

Las cubiertas de losa ofrecen unas formas relativamente limitadas en sus piezas de madera, en función de la época de construcción y calidad del edificio, debiendo conservar dicha estructura de madera como parte fundamental integrante de esta arquitectura. Aunque si está muy dañada, se recomienda una nueva cubierta ventilada de madera con aislamiento. Las losas habrá que desmontarlas con cuidado para ser reutilizadas con posterioridad, siendo convenientemente ordenadas recolocándose las piezas de mayor tamaño para los remates laterales y del alero, así como las piezas machihembradas de cumbrera si existen. Antes de la colocación de las piezas de madera de la cubierta recuperadas o nuevas deben tratarse con productos anti humedad y xilófagos, bien dados con brocha o pistola o mejor por inmersión en el producto. Si hubiese que colocar nueva pizarra, esta es mejor que sea a granel, para conservar mejor el impacto visual de la cubierta.

Corredores de Madera

Dos caras de una moneda. Odollo

Dos caras de una moneda. Odollo

Recuperar las soluciones de corredores y galerías de madera, restaurando las piezas dañadas o sustituyéndolas si no es posible recuperarlas. Sea cuidadoso en el último sentido pues hay tendencia a cambiar el conjunto de los cierres de tabla, cuando con un análisis y tratamiento cuidadoso es posible realizar sustituciones puntuales. Prestar atención a las piezas especiales de madera recortada, labrada o torneada, debiendo restaurar con el mismo trabajo y formas las piezas desaparecidas o dañadas.

Consérvese la disposición de los cerramientos de entablillados o encestados de corredores y galerías, que en los casos que haya perdido el revoco se puede realizar bien con mortero de barro con su distinto color natural, especialmente indicado con los encestados, o con mortero de cal grasa al que se puede colorear en tonos tierra suaves sobre los entablillados, siguiendo los criterios señalados en otros revocos.

Ventanas y puertas

Rehabilitación en Iruela

Rehabilitación en Iruela

En caso de que fuera necesario nuevas carpinterías serán estas de madera o de PVC que imitan madera, con formas y organizaciones similares a las antiguas. Tómese en ese sentido la referencia a los tipos de puertas, portones y balcones tradicionales descritos anteriormente en la comarca. En el caso de las ventanas se recomienda que se aumente su sección para poder incorporar un doble vidrio con cámara, además de una junta de goma que garantice su mejor estanqueidad, existiendo modelos preparados en este sentido.

Canalones

Evítense los canalones y bajantes de PVC, al ser un material que se degrada con la luz solar y difícilmente reciclable, así como los de aluminio. Pueden emplearse dichos elementos realizados en cinc, cobre, chapa de acero pintada, procurando siempre que sean del mismo material para evitar la corrosión al crearse pares galvánicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *