Arquitectura tradicional y bioclimática en Cabrera, todo un tesoro

Trabazos

Trabazos

Comenzamos con éste capítulo una serie de reportajes que desarrollará la arquitectura comarcal, en el que repasaremos los elementos constructivos de la vivienda y sus características bioclimáticas. La arquitectura de Cabrera está, sin duda, en un lugar relevante, ya que a lo largo de la historia, el pueblo cabreirés ha sabido aprovechar todos los recursos que le han proporcionado la naturaleza y toda su experiencia para desarrollar una arquitectura singular


Encontramos una distribución urbana que carece de espacios públicos amplios, con calles estrechas y con pendientes, adaptadas a un terreno abrupto y con desniveles. Cada uno de los pueblos y alquerías se fueron creando por el discurrir de los ríos aprovechando todos los recursos. La arquitectura cabreiresa es una de las señas que con mayor fuerza identifican a Cabrera, a sus pueblos y gentes, y que ha permanecido intacta a lo largo de los siglos.

Llegar a Cabrera significa observar el esplendor de su arquitectura vernácula, una tipología constructiva que reclama ancestrales raíces culturales y que pone de manifiesto que los pueblos surgieron como consecuencia de la unión natural entre el hombre y la naturaleza. El terreno abrupto e irregular ha establecido un modelo de casa Cabreiresa pequeña y sencilla de formas, donde la simplicidad de sus materiales, piedra y pizarra, dan vida y belleza a la simple austeridad.

En la construcción de la comarca se encuentran muros formados por esquistos pizarrosos, asentados con barro. La madera de roble es la más utilizada para los forjados, armadura de cubierta y dinteles de ventanas y puertas, aunque en la zona abunda el castaño, y es fácil verlo incorporado en muchas ocasiones. La cubierta más común de la zona es la de losa de pizarra, un material abundante en el paisaje.

Los edificios responden al tipo de casa con corredor, bastante común en la comarca. Por norma general, son edificios de dos plantas, estando la planta baja destinada a albergar animales pequeños. La vivivienda se situa en la planta alta, y se compone de cocina y dormitorio. Curiosamente el acceso a la planta alta se suele hacer mediante una escalera exterior, situada en la fachada principal y que suele dar paso a la cocina de manera directa. Casi todas las viviendas cuentan con una ampliación al exterior, que consiste en la realización de un corredor con materiales ligeros, de la propia tierra y volado en la fachada, que en algunas ocasiones puede hacer esquina, aprovechando toda la superficie
posible.

Las viviendas tienen planta rectangular en su mayoría, con un volumen exterior definido por el empleo de los materiales existentes en la comarca: muros de manpostería y cubiertas de pizarra, voladizos de madera o encestados, y esquinas en arista, es muy raro encontrar soluciones de esquina redondeada, solo para los hornos integrados en viviendas. Uno de los elementos más característicos es el horno hacia el exterior por el gran volumen del mismo, de manera que suele situarse en el corredor volado. de ahí que surja una vivienda bioclimática como consecuencia de su adaptación al medio natural. En el interior, se organizan estancias en dos partes bien diferenciadas: una doméstica, compuesta por alcoba y cocina situada en la primera planta; y otra, para los animales situada en la planta baja. Tanto interior como exterior, se busca un porqué relación-utilidad.

Villar del Monte

Villar del Monte

La hostilidad del terreno obliga a presentar escasos huecos al exterior, y sólo tendrá conceptos de apertura cuando va evolucionando hacia nuevas alturas. Tejados de pizarra con chimeneas excepcionales y únicas en toda la geografía española; corredores de madera; casas unidas unas con otras para aprovechar el terreno; callejones ciegos que no llevan a ninguna parte; la presencia de calles no como vías de comunicación sino como separación de viviendas, etc., todo esto en su conjunto, representa a la casa cabreiresa, un modo de entender la vida dentro de un contexto bien delimitado.

Arañadas de la tierra con las propias manos de los cabreireses, las casas surgen de las escasas posibilidades que da la tierra, dándonos a entender “que conocer no es sólo mirar, sino sentir que nos abandonamos hacia el pasado y tratamos de comprender así lo que aparece ante nuestros ojos curiosos”

Normas Urbanísticas por desarrollar

Cuidar, proteger, conservar… son sinónimos de aprecio y estima por algo que forma parte de nuestras vidas, y como herencia cultural de tiempos pasados que hay que seguir manteniendo viva, independientemente y tomar conciencia de que si perdemos lo que tenemos, y es lo que nos identifica, nos olvidaremos de aquello que somos: un pueblo que construye con sus manos su propio futuro. Los medios técnicos son ahora múltiples y las posibilidades de sacar a la tierra su máximo rendimiento aumentan, por lo que viejas y nuevas construcciones deben seguir manteniendo esa imagen autóctona de Cabrera, no sólo la que se tiene desde el exterior, sino también internamente como sentimiento propio que camina con el futuro de la comarca. Paisajes de negro, de piedra y pizarra: son sus pueblos.

Nuestros ayuntamientos carecen de normas urbanísticas que protejan nuestra arquitectura, sólo se usan las normas subsidiarias de Diputación que en muchas ocasiones ni se cumplen. Y en los ayuntamientos que disponen de un planeamiento urbanístico, este está muy alejado de la realidad permitiendo construcciones con materiales no autóctonos y colores impropios de nuestra comarca cabreiresa. Lógicamente, y con unas estructuras tan similares a lo largo de los 5 ayuntamientos, no es descabellado pensar en hacer un planeamiento urbano con las mismas características para los todos y firmar un convenio para hacerlo posible. Por eso, desde este medio planteamos una nueva encuesta:

¿Crees que los ayuntamientos de Cabrera debieran proteger más la arquitectura comarcal?

  • Sí, es necesario proteger con medidas más duras la arquitectura de Cabrera (88%, 75 Votes)
  • No, porque es una comarca pobre y no todo el mundo tiene acceso a los materiales autóctonos (5%, 4 Votes)
  • Sí, pero aplicando las normas subsidiarias es suficiente (4%, 3 Votes)
  • No, que cada uno haga su casa como quiera (4%, 3 Votes)

Total Votos: 85

Cargando ... Cargando ...

Selección de imágenes de David Vizcaíno sobre la arquitectura tradicional cabreiresa en Manzaneda

One thought on “Arquitectura tradicional y bioclimática en Cabrera, todo un tesoro”

  1. DVizcaino says:

    Podéis ver un ejemplo de arquitectura popular de la Cabrera en el siguiente vídeo de Youtube: “Detalles de arquitectura popular de Manzaneda de Cabrera (León – 2007)”. Es una lástima ver como muchas de las casas que aparecen ya han desaparecido desde que realicé las fotos en 2007. Dentro de unos años el pueblo perderá su identidad al igual que otros de la zona si no existen ayudas o legislaciones por parte de las Administraciones que protejan la arquitectura tradicional de la Cabrera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *