Así ha cambiado la superficie de Cabrera en los últimos 32 años

Una aplicación de Google, basada en imágenes de satélite, permite conocer los cambios que ha sufrido la corteza terrestre en las últimas tres décadas

Cabrera vista desde los satélites de Google, en el año 2016.

Cabrera vista desde los satélites de Google, en el año 2016.

La aplicación de mapas Google Earth, basada en imágenes de satélite, acaba de lanzar una nueva función llamada Timelapse que muestra los cambios que ha habido en la corteza terrestre en los últimos 32 años. Cinco millones de imágenes procedentes de cinco satélites distintos han permitido dar vida a este mapa evolutivo para el que se ha usado Earth Engine, el motor con el que la compañía trata de aplicar las imágenes de satélite a la ciencia y la investigación.

Este servicio permite conocer también, a vista de pájaro, cómo ha cambiado Cabrera desde 1984. A continuación os mostramos las transformaciones sufridas en la comarca. Si bien apenas se perciben cambios en las localidades, sí que aprecia el progresivo abandono de algunas tierras de labor, el efectos de algunos incendios, el surgimiento de nuevos bosques con la aparición de nuevas ‘manchas’ verdes y también la creación de las canteras de pizarra y su crecimiento.

Para el lector que no se sepa ubicar en las imágenes, en la parte inferior se aprecia de lado a lado una línea montañosa, en ocasiones nevada, que es la Sierra de Cabrera. En la parte superior, dispuesta diagonalmente desde el centro hacia la parte derecha, se aprecia la Sierra del Teleno. El espacio comprendido entre las dos sierras es la comarca de Cabrera.

La imagen permite acercar y alejar para ver con más detalle algunos de los puntos. Ello permite observar los devastadores efectos de los dos incendios que calcinaron los pinares de Tabuyo, Nogarejas y Castrocontrigo (1998 y 2012). En la parte derecha de la imagen también queda registrado el establecimiento de las canteras y su crecimiento, como en Corporales, La Baña y en la zona de Casayo, en Ourense.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *