Aumentan un 40% en 4 años los casos de silicosis en el sector de la pizarra en León

El número de trabajadores afectados por esta enfermedad crónica, en su mayoría con unos 25 años de antigüedad laboral, asciende a medio centenar en la provincia, según datos del sindicato UGT

Maquinaria pesada en una cantera de Pizarras Carpisa

Maquinaria pesada en una cantera de Pizarras Carpisa

Los casos de silicosis entre trabajadores veteranos del sector de la pizarra aumentan. En concreto, ha aumentado en torno a un 40% en los últimos cuatro años, según las estimaciones que maneja el sindicato UGT.

«Son trabajadores que empezaron en la pizarra cuando las condiciones de seguridad frente a la silicosis eran inexistentes y han tragado mucho polvo», explica la central sindical. El sindicato reconoce que el número de empleados afectados por esta enfermedad es de unos 50, una cifra que supone un «bajo porcentaje» en un sector que emplea a unos 2.500 trabajadores, sobre todo en Cabrera y el Bierzo, pero que a corto plazo «seguirá aumentado». «Tampoco queremos ser alarmistas, llegará un momento en que los casos volverán a bajar porque las condiciones de trabajo han mejorado mucho», añade.

Los casos de silicósis en las canteras y naves de pizarrra ya superaron en 2012 a los del sector del carbón que tradicionalmente se ha asociado con la enfermedad pulmonar crónica. En ese año, 2012, León registró 11 casos de silicosis, seis en el sector de la pizarra y cinco en el de la minería del carbón.

Antes de ese año, la silicosis era un problema prácticamente sin detectar. Entre 2002 y 2012, el número de casos creció un 10%, pero en los últimos cuatro años se ha agravado, ya que el porcentaje ha ascendido al 40%.

El sindicato UGT retoma este mes de septiembre la creación de una comisión conjunta con la patronal para lograr que el Estado reconozca la incapacidad laboral permanente a los afectados por esta enfermedad . El sindicato no dispone de estadísticas concretas porque muchos de los afectados ocultan la enfermedad ante la posibilidad de perder su empleo, explican los responsables. Ello se debe a que la ley obliga a la empresa a recolocar a los trabajadores afectados en un puesto libre de riesgo, pero en el sector de la pizarra no hay ese tipo de puestos y la empresa tiene que despedir al empleado enfermo, indica la central sindical. La mayoría del medio centenar de leoneses afectados son empleados con unos 25 años de antigüedad laboral y con el primer grado de silicosis. La cifra del medio centenar de afectados arroja un incremento del 40% de los casos en la provincia, según la comparativa con los datos del Instituto Nacional de Estadística de 2012.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *