Cabrera se congela a 16 grados bajo cero

Bella y gélida estampa del Río Truchillas a la altura del Ayuntamiento de Truchas. Foto: Juan Manuel González

Bella y gélida estampa del Río Truchillas, congelado a la altura del Ayuntamiento de Truchas. Foto: Juan Manuel González

La ola de frío siberiano deja temperaturas gélidas y congelada la superficie de los ríos y lagos de la comarca

 

La ola de frío siberiano o continental, que dicen los expertos meteorólogos, ha dejado Cabrera literalmente congelada. Cabrera Alta, donde más azotan los rigores del frío de toda la comarca, ha registrado 16 grados bajo cero en las localidades de Quintanilla de YusoTruchillas, nos reporta desde estas localidades Juan Manuel González y Pilar Ortega. En Quintanilla de Yuso, a las ocho de la mañana de este jueves algunos termómetros marcaban -15, como informa Óscar Liñán, aunque de madrugada la temperatura fue inferior, al menos de -16.

El termómetro de un vehículo marcaba esta mañana 15 grados bajo cero en Quintanilla de Yuso. Foto: Óscar Liñán

El termómetro de un vehículo marcaba esta mañana 15 grados bajo cero en Quintanilla de Yuso. Foto: Óscar Liñán

Con estas temperaturas la superficie de los ríos y lagos se han llegado a congelar, como ilustra la imagen remitida por Juan Manuel González del río Truchillas, a la altura del Ayuntamiento de Truchas. A pesar de la belleza de la fotografía, no es inusual que los ríos Truchillas y Eria se congelen en los meses invernales. En ocasiones la capa de hielo llega a ser de un grosor superior a los 10 centímetros, suficientes para soportar el peso de las personas.

En la presa de Morla de la Valdería, la mínima de esta madrugada ha sido de 12,1 grados bajo cero, la temperatura más baja en lo que va del invierno. A las 19 horas del miércoles, la temperatura en este punto ya entró en grados negativos, y a mediodía de este jueves, todavía está a bajo cero (-1,2º).

Este miércoles, aunque no tanto, las temperas también fueron gélidas. En la presa de Morla el mercurio llegó a descender a los -10,6 grados. Pero «como no había hielo la gente no se lo creía. Salió en la tele el motivo de porqué no se helaron los cristales: pocas humedad y aire», explicó a elcabreirés Juanma González.

El río Ería, a la altura de Quintanilla de Yuso, con su superficie congelada, en el denominado Pozo de los Humeiros. Foto: Rosa María Presa

El río Ería, a la altura de Quintanilla de Yuso, con su superficie congelada, en el denominado Pozo de los Humeiros. Foto: Rosa María Presa

Hielo en el parabrisas de un vehículo, cerca de las nueve de la mañana en Cabrera, con -14 grados de temperatura en el exterior. Foto: Juan Manuel González

Hielo en el parabrisas de un vehículo, cerca de las nueve de la mañana en Cabrera, con -14 grados de temperatura en el exterior. Foto: Juan Manuel González

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *