Cabrera, sin brigada especial para combatir el fuego los tres próximos días

FuegoLos Trabajadores de la Brigada de Refuerzo en Incendios Forestales (BRIF) de Tabuyo del Monte irán a la huelga los próximos 15, 16 y 17 de julio, junto a sus compañeros del resto de bases de España, en plena época de alto riesgo de incendio forestal en la comarca

La asociación de trabajadores forestales reclama al Grupo Tragsa mejoras en sus condiciones laborales, un convocatoria de acceso público, el reconocimiento de la categoría de bomberos forestales y una segunda actividad para los trabajadores que ya no pueden pasar su prueba física anual.

Esta huelga se convertirá en indefinida a partir del 27 de este mismo mes si el Grupo Tragsa, compañía que actúa para las Administraciones Públicas y que pertenece a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), no da una respuesta satisfactoria a sus reivindicaciones.

Los trabajadores reclaman tres puntos que consideran claves para el buen funcionamiento de las bases. Por un lado solicitan mejoras en las condiciones laborales de la plantilla, “ya que los empleados están cobrando como un peón en vez de como personal de alta cualificación”, ha explicado el presidente de la asociación, Santiago Terol. En verano estos especialistas cobran 900 euros, con el plus de extinción, nocturnidad, etc, incluidos. También demandan que todas las pruebas de selección sean igual en todas las bases, que las convocatorias sean de empleo público y que en sus contratos se les reconozca la categoría profesional de bombero forestal, que ya está reconocida en la ley.

DE igual forma, cada año el personal de esta brigada tiene que pasar una prueba física llamada pack test, que consiste en realizar una marcha de 4.800 metros en menos de 45 minutos y con una mochila de 20 kg a la espalda. Según indica Terol, “los trabajadores que se van haciendo mayores o que han sufrido algún tipo de accidente y ya no son capaces de pasar esta prueba anual de capacidad física, deberían tener la opción de poder acceder a una segunda actividad que les permita seguir formando parte de la ATBRIF, donde en muchos casos estos especialistas han estado la mayor parte de su vida”.

El colectivo, necesita respuestas, “compromisos que se cumplan, ya no estamos dispuestos a seguir expresando nuestros problemas sin obtener respuestas concretas y cambios sustanciales en sus vergonzosas condiciones”, asegura la asociación ATBRIF. Ambas convocatorias de huelga se hallan supeditadas al diálogo, pero el colectivo ha expresado claramente que no son suficientes las buenas palabras, necesita compromisos escritos y firmados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *