La Diputación pide que los Campaneiros de La Cuesta sean reconocidos en la Unesco

Presidente de la Diputación Juan martínez Majo durante su discurso. Foto: Elcabreires.com

La administración provincial solicita a la Unesco que esta mascarada de invierno de Cabrera y el conjunto del resto de fiestas y manifestaciones populares de la provincia sean declarados Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

La diputación de León solicita a la Unesco que todas las manifestaciones populares y fiestas de la provincia tengan reconocimiento internacional y reivindica su peso como símbolo de las tradiciones ancestrales de León. El presidente de la Diputación de León, Juan Martínez Majo, manifesto que “Somos la provincia más rica, más variada y más bonita del mundo”, señaló Juan Martínez Majo, que explicó que la candidatura de 1.200 folios que presentarán a la Unesco y, acompañado de varios diputados de todos los ‘colores’, hizo entrega de los diplomas acreditativos a las 46 fiestas y manifestaciones populares declaradas de Interés Turístico Provincial por la institución provincial, entre ellas los Campaneiros de La Cuesta.

“Historia, religión y pensamiento están escritos en las fiestas y manifestaciones populares”, señaló el presidente de la institución provincial, que remarcó que éstas “desvelan en muchas ocasiones las raíces de nuestros pueblos, algo que no hacen ni la historia ni el arte”.

Majo habló de las fiestas y manifestaciones populares de la provincia como «un compendio de folklore popular en el que se unen música y danza, religiosidad, indumentaria, lo ancestral de las expresiones, la gastronomía, la literatura… las gaitas, las dulzainas, los tamborileros, los paloteos, los pendones, las procesiones, la lucha, un cúmulo de simbolismos y variedad de manifestaciones que se expresan en fiestas religiosas o profanas».

La provincia de León cuenta con 72 declaraciones de interés y ahora se da este paso para que el mundo entero reconozca el folklore y tradición únicos y sin parangón que se respira en esta tierra. 46 de ellas son provinciales, 18 regionales, cinco nacionales, dos internacionales y los aluches, recientemente reconocidos como Bien Interés Cultural.

Juan Martínez Majo e Iván Martínez Lobo en Diputación de León. Foto Emiliano

Los Campaneiros tuvieron su reconocimiento 

La mascarada cabreiresa que ya obtuvo la declaración de bien de interés turístico provincial por parte de la Diputación el pasado septiembre de 2016, estuvo presente a través de su representante Iván Martínez Lobo, responsable de su recuperación que se realiza a finales de enero y que este año contó con el seguimiento de varios medios de comunicación y etnógrafos que acudieron a verla.

“Es un paso más que nos ayuda a seguir luchando por nuestra cultura comarcal”, afirmó Iván Martínez Lobo, “Son muchos años de trabajo con un presupuesto muy reducido y la implicación de gente que no es ni de la comarca para poder llevar a cabo esta recuperación. Estamos muy satisfechos, pero somos ambiciosos y queremos ayudar a otros pueblos a que recuperen su mazcarada e implicar a la gente más joven para que salga “revestius” con nosotros” añade Martínez Lobo. En su trabajo de investigación de estas traducciones, “nos hemos encontrado cabreireses que piensan que esta manifestación popular carece de valor alguno e incluso algunos vienen a sabotear esta tradición” ha reconocido. ”Este reconocimiento por parte de la Diputación pone de manifiesto la importancia que tiene y el valor etnográfico que implica para la comarca”, asegura.

Martínez Lobo recibió el diploma de manos del presidente de la Diputación en el que se reconoce su trabajo, pero a pesar de estar agradecidos con la institución matiza que “la diputación debería otrogar una línea de subvenciones a este tipo de tradiciones como ya hacen en la provincia de Zamora para continuar con su mantenimiento en el tiempo y que no se pierdan”.

Una región sin igual en Europa

David Gustavo López ha explicado que “la mejor expresión de la identidad de un pueblo, en este caso el leonés, son sus tradiciones en base a las personas, el tiempo y el espacio que ocupan””.

Citando a Caro Baroja, el historiador recordó que “difícilmente se podrá encontrar en Europa una región en la que los elementos de la cultura moderna se hallen tan en armonía con los datos de un pasado remoto como en León”.

El estudio realizado por López, sobre el que se basa la petición de la Diputación, recoge que las fiestas, romerías y manifestaciones populares leonesas “son la mejor expresión de la identidad de un pueblo que se proyecta en tres dimensiones”. Así, distingue entre “las personas, que son el sujeto centralizador de la fiesta y que se muestra bajo el resto de vírgenes, santos y cristos; los tiempos, que se hallan marcados por los tiempos sagrados de los mitos cosmogónicos, por los ciclos agrarios, de la vida; y los lugares, que radican el lugar del territorio donde tuvo lugar el culto”.

López aludió a que, a estas tres dimensiones, se añaden los concejos o juntas vecinales, “encargadas de mantener estas tradiciones; los pendones, como símbolo de independencia y personalidad; la indumentaria, tan variopinta como el mosaico de las comarcas leonesas; o los juegos autóctonos, como los aluches y los bolos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *