La carretera entre Truchas y Corporales, una sucesión de baches y obras

Aumentan las protestas por el mal estado de esta vía de comunicación que une la cabecera del municipio de Cabrera Alta y la localidad más poblada del ayuntamiento

LaIMG-20150819-WA0010 carretera entre Truchas y Castrillo de Cabrera pasando por Corporales es un rosario de baches de 15 kilómetros alquitranados por las cuadrillas de Diputación que no los reparan sino que tan sólo hechan gravilla, esperando que los vehículos hagan de apisonadoras. Así lo es al menos desde Truchas hasta el desvío de Castrillo, en las proximidades de Corporales. En las últimas semanas se han disparado las protestas por este hecho, que ha obligado a limitar la velocidad en todo el tramo a 20 kilómetros por hora, dado que tanta grava en la calzada la convierte en una peligrosa superficie deslizante.

Actualmente, la Diputación se encuentra realizando la mejora del firme y aunque las máquinas ya han comenzado a trabajar el firme no se ha mejorado y los baches permanecen debajo de la capa de graba que se encargan de echar en la vía.

El deterioro de la carretera comarcal se ha erigido en el principal tema de conversación entre los usuarios de la vía, a lo que contribuye también que algunos vecinos han puesto denuncias en el cuartel de la guardia civil. “Tuve que echarle agua a presión en los discos de los frenos por culpa de la gravilla que han echado” afirmaba una vecina de la localidad de Corporales. “Una vergüenza, una carretera tercermundista es lo que nos están dejando”, dice a su lado otra vecina de la misma localidad.

www.elcabreires.com ha hablado con el alcalde de Truchas, Francisco Simón, y ha confirmado que no está en su mano la reparación de este vial ya que corresponde a la Diputación.
“Somos los primeros que reivindicamos la mejora de la carretera. Ojalá le pusiesen un buen firme adecuado a los tiempos que corren”, dijo por su parte el primer edil de Truchas, Francisco Simón.

One thought on “La carretera entre Truchas y Corporales, una sucesión de baches y obras”

  1. Jll says:

    Pues mira que coincidencia à mi también me tocó desmontar una rueda en el pueblo y las cuatro después de haber hecho casi 2000 kilómetros. Saqué très kilos de gravailla con un destornillador y agua à presión. Y aún quedan. Espero que no cause alguna avería. Es una verdadera vergüenza cómo se están riendo de la gente. Ya es hora que aprendan à hacer carreteras y no remiendos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *