El castillo de Peña Ramiro recupera parte de su esplendor

castrillo-pen-ramiro-(5)Los restos medievales lucen ya como la fortaleza que fue y no como el edificio ruinoso que era hasta hace sólo un par de meses

El castillo de Peña Ramiro ha recuperado en las últimas semanas parte de su esplendor perdido. La construcción medieval, que continúa coronada por la gran escultura del Sagrado Corazón, ya luce como la fortaleza que fue y no como el edificio ruinoso que era hace sólo un par de meses. Una vez terminadas las obras de restauración, que han permitido mantener la principal huella medieval de Cabrera, la fortaleza vuelve a erigirse en uno de los atractivos turísticos de la comarca. En el último mes y medio, el cerro de Peña Ramiro ha vuelto a registrar una actividad inusual de trabajadores, reparaciones y andamios sólo comparable a la que tuvo hace medio siglo cuando instalaron la escultura del Cristo sobre el castillo medieval.

Tras estas semanas de intensa actividad, los andamios han desaparecido del alto de la colina y el castillo ya luce como una fortaleza, aunque dista mucho de la apariencia que tuvo hace seis siglos. Las obras, que han contado con un presupuesto de 33.000 euros sufragados por el Ayuntamiento de Truchas y el Grupo de Acción Local Montañas del Teleno, han consistido en labores de consolidación y de puesta en valor de este icono patrimonial de Cabrera, aunque se han ceñido al torreón y a las murallas que se conservan de la construcción medieval. Para futuras actuaciones queda la recuperación de otros espacios y la más que posible retirada de la escultura del Sagrado Corazón ya que un estudio arquitectónico y arqueológico sobre el monumento encargado por la Consejería de Cultura y Turismo de la Junta de Castilla y León aconseja que “su desmontado sería la opción más apropiada”.

Una vez terminada la obra y cumplidos los plazos previstos, la fortaleza medieval volverá a recibir el goteo incesante de turistas en un municipio que ve cómo el turismo aumenta en sus tierras de forma considerable durante el verano. El objetivo es “convertir este lugar en un reclamo de primer orden turístico, porque el lugar es único” y además, supone “un incentivo más para la hostelería” de la zona, ha señalado el alcalde de Truchas, Francisco Simón.

La intervención, aprobada por la Comisión Territorial de Patrimonio, ha permitido además, mejorar los accesos y la mejora del entorno, lo que se ha estimado en unos 10.000 euros, mientras que los otros 23.000 euros se han empleado en la supresión de la escalera interior de la torre que asciende a la estatua del Sagrado Corazón y en reparar las daños propios del paso del tiempo y la falta de inversión por parte de sus propietarios, los herederos del Conde de Villafranca.

De no haber actuado a tiempo, según los informes, los daños habrían ido a más y habrían acabado con la estructura en un espacio de tiempo no muy amplio. Por ello, el Ayuntamiento de Truchas ha acometido la obra sobre esta espectacular atalaya cuyas vistas dominan gran parte de Cabrera y el serpenteante valle del río Eria. Este verano que acaba de comenzar, lugareños y turistas ya podrán visitar la remozada fortaleza medieval cabreiresa.

Para ver las fotografías de la reparación pulse aquí.

One thought on “El castillo de Peña Ramiro recupera parte de su esplendor”

  1. Pingback: Los pendones ascenderán de nuevo al Castillo de Peña Ramiro – El Cabreirés
  2. Trackback: Los pendones ascenderán de nuevo al Castillo de Peña Ramiro – El Cabreirés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *