Desacuerdo en el plan de recuperación de los canales romanos del Oza

El Instituto para la Formación y el Empleo de Ponferrada (Imfe) ha presentado un proyecto de recuperación y puesta en valor de los tramos de canales romanos situados en los límites del municipio de Ponferrada, que sin embargo no cuenta con la conformidad de la Concejalía de Medio Rural de ese ayuntamiento

Luna con técnicos y pedáneos de la zona de los canales romanos. Foto: Ciudadanos.

Luna con técnicos y pedáneos de la zona de los canales romanos. Foto: Ciudadanos.

El proyecto, que también estaría pendiente de la aprobación por parte del Servicio Público de Empleo de Castilla y León (Ecyl), pretende recuperar los trazados de las canalizaciones romanas que discurren por el municipio ponferradino a la altura de la vertiente del río Oza, dando empleo a unas 15 personas que obtendrían un certificado de profesionalidad mediante la realización previa de un curso de formación.

En relación con este plan, Coalición por El Bierzo, responsable del área de Medio rural del ayuntamiento ponferradino, ha criticado a Rosa Luna, la concejala de Ciudadanos del Ayuntamiento de Ponferrada que tutela al Imfe, por injerencias en esta materia, asegurando “de forma categórica que dicho proyecto no existe y que todas las gestiones realizadas se han hecho con el desconocimiento de la Concejalía de Medio rural y de las propias pedanías de Ponferrada, que es justamente a los únicos organismos a los que compete cualquier actuación en dichos canales”.

Ante esta polémica Luna ha querido aclarar que “la intención del Imfe es aportar, no interferir”, y que han “tenido reuniones con la Concejalía de Cultura” así como “en su momento con” los bercianistas “Pedro Muñoz e Iván Alonso”. También ha indicado que el “proyecto surge desde la formación de las personas, no desde el patrimonio existente”.

De seguir el proyecto adelante, se estima que el plan pueda dar comienzo a partir del verano, y según ha afirmado Rosa Luna, esta actuación sería sólo una primera fase de un plan global que abarcaría la totalidad de los 600 kilómetros que comprenden las canalizaciones romanas. Una idea por la que el Imfe dará inicio a conversaciones con el Consejo Comarcal del Bierzo para su “consolidación y mantenimiento”, con nuevos cursos, como el de guía turístico, que puedan ofertar “a medio plazo un paquete turístico”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *