Díe européu de las llenguas: Jonatan Rodríguez Bayo fálaños sobre’l cabreirés

Jonatan Rodríguez Bayo, onque ñacióu en Barcelona ñu añu 1983, llieva toda la sua vida apegáu a la tierra de la sua familia, a onde volvióu siendo un rapá. Yía onde medróu y onde deprendióu a queré las guapas palabras que pronunciaban los sous paisanos. Estamos falando de l’aldeya de La Baña.

IMG_1811

Jonatan Rodríguez Bayo

Cun independencia de la sua xuventú, el sou ñome está vinculáu a varios llibros cumo estudiosu y ñamoráu de la llengua asturllionesa, publicaciones siempre rellacionadas cuña fala cabreiresa. Yía’l ganador pur dous veces del primer premiu del Certame Lliterariu que durante años organiza l’Asociación Cultural La Caleya d’Estorga, pullo que los sous relatos fonun publicaos nún par de llibros d’esta mesma asociación –“Cuentos de La Caleya” y “Cuentos Populares Leoneses”-. Tamién foi ganador d’outros dous premios rellacionaos cun concursos lingüísticos de l’Academia de la Llingua Asturiana, lo que-ye valióu que se publicara un estudiu sobre’l vocabulariu tradicional de La Baña. Pur outru llau, tamién collaboróu cumo traductor n’outros llibros –“El Prencipicu” y “Tintero de Tierra” del poeta Abel Aparicio-, pero güei 26 de sanmiyiel, coincidiendo cuño díe européu de las llenguas, vamos deixá que seya él quien nos lo cunte.

¿Cuándo principióu a interesase pulla llengua asturllionesa? ou dito d’outru xeitu, ¿cuándo chegóu a entendé que la fala de La Baña yiera distinta del castellanu y que formaba parte d’un conxuntu de falas mueito más ampliu?

Foi nada más chigá a La Baña. You yiera’l ñuevo ña escuela y lu ciertu yía que nu tenía ni ideya de Bañés, (digámuslu asína de mumentu). El restu de niñus usábanlu cuntinuamente en crase cun toda la ñurmalidá y digamus que pur pura supervivencia lu terminéi deprendiendu.

 

Usté tuvo de marchá pa Estorga pa siguí cuños sous estudios, y eillí estuvo internu ña Residencia d’Estudiantes del Institutu d’Estorga. Eillí formóu parte de la chamada Aula de Cultura Cabreiresa xuntu cun un grupín d’outros ñiños cabreireses estudiantes. ¿Podría dicinos en quéi consistía esa aula y a quéi se dedicaban? ¿quiénes fonun los artífices d’esi proyectu?

Chiguéi a la Residencia d’Estudiantes cun 11 ou 12 añus. Yiera un réximen ñuevu pa mina cun hurarius bastante estrictus y cun mueitas horas d’estudiu ubrigatoriu ña biblioteca. Pouco a pouco, foime surdiendu la ideya de recuyé nunas cuartiyas las palabras en bañés que cuñecía y qu’iba ouyeindu al restu de rapaces qu’estábamus eillí, cuña finalidá inicial d’oucupá las horas qu’estaba de valde despuéis de terminá lus mious deberes.

Dous cursus académicus despuéis, Manuel Ortiz, cuñecedor del miou trabayu de recuyida y director ña Residencia d’Estudiantes chamóume a una reunión cun Enrique Soto y Xosepe Vega. La intención d’estus dous homes, yiera en primer llugar recuyé’l vocabulariu on vivu de Cabreira y la pusible traducción d’un llibru, El Prencipito. El primer trabayu que fi, foi ñumbrá un equipu entre mis cumpañeirus que se prestasen a esta aventura.

 

ElPrencipicu

Portada de “El Prencipicu”

El llibru “El Prencipicu”, adaptación del famosu llibru del autor francés Antoine de Saint-Exupery, foi unu de los resultaos d’aqueilla esperiencia ña Aula de Cultura Cabreiresa, ¿quéi metodoloxía siguienun pa facé la traducción del llibru al cabreirés? ¿fonun mueitos años de trabayu?

L’aula yiéramus 7 alumnus de Cabreira: Juan González Pérez, María José Madero Nieto, Belén González Pérez, Cristina Lordén Nieto, Patricia Alves García, Sandra González Carracedo y you, dirixíous pur Xosepe Vega y Enrique Soto.

Durante dous añus, todus ñus reuníamus martes y xueves ña biblioteca despuéis de cená, entre una y dúas horas escrebiendu en cabreirés las llíneas d’esa piqueña joya.

Baxu las ideyas de Xosepe Vega, intentéimus que cada unu de lus personaxes faláse lu más parecíou a lo que se falaba ñus puebrus, pullu qu’atribuimus pur exemplu a la culuebra el llenguaxe d’Oudoyu y a el Prencipicu, el bañés de La Baña, pa representar a la Cabreira Baxa; Las rosas, falan ñu llenguaxe de Curpurales en representación de la Cabreira Alta, y la voz del narrador yía un cabreirés xeneral.

 

Portada de “Vocabulariu de La Baña”

Ñu añu 2004 usté foi premiáu cuño primer accésit del Concursu d’investigación de Recoyida Oral de Léxicu Asturianu organizáu pulla Academia de la Llingua Asturiana, lo que-ye valióu que ñu 2007 publicárase’l sou estudiu tituláu “Vocabulariu de La Baña”. ¿Podría danos una ideya de la metodoloxía que siguióu p’atropá’l vocabulariu?

Cumu te decía anteriormente la ideya de recuyé nun cuadernu las palabras en bañés que cuñecia y qu’iba ouyiendu, tovo la finalidá inicial d’oucupá las horas qu’estaba de valde despuéis de terminá lus mious deberes.

Peru esta piqueña ideya traspasóu las horas d’estudiu y comenzóu a enché fines de semana, vacaciones, festivos…. Escueitaba atentamente las cunversaciones de mia gulica, de las presonas mayores de La Baña y escrebia todu lu que consideraba que yiera ñuevu y on nu tenía recuyíou.

Este trabayu inicial de campu, llivóume alredor de 5 añus. Que simultaneaba cuñu filtráu, redacción del testu, currecciones, estudius gramaticales, etc.

Despuéis del premiu de l’Academia, tardéi outrus dous añus n’adecuá’l textu pa la publicación. Neste tiempu tamién-yi puse una frase d’exemplu pa cada una de las más de 2.000 entradas del llibru.

 

¿Que-ye impulsóu a facé esti llibru? ¿Foi muei defícil encuestá a la xente y recuyé todu’l vocabulariu qu’aparez ñu sou llibru?

Quitandu n’alguna oucasión puntual, siempre hei escapáu d’encuestá a la xente y más especialmente a la xente mayor. La esperiencia demostróume que yiera más fácil y fiable escueitá y escrebí; deixá andá las cunversaciones y nu esturbá demasiáu. Yía la meyor forma de deixá alburdecé’l “bañés”.

 

¿Atopóuse cun dalguna palabra que seya bien chamadeira? ¿Cuál yía?

En más de 2.000 entradas recuyidas hai mueitas, cumu pur exemplu: catrapuestas: escusas; furil: requín, llizaces: cimientos…

 

¿Piensa publicá ñuevas ediciones del llibru ampliando’l vocabulariu?

Desde la publicación del llibru, siempre que teño oucasión de vulvé a La Baña, sigo puniendu l’ouyíou y rexistrandu ñuevas palabras. Sí, gustaríame publicar una ñueva edición ampliada.

 

Portada de “Cuentos de La Caleya”

Onque’l vocabulariu yía de La Baña, y sabemos qu’en cada puebru esisten localismos propios de cada unu d’eillos, yía verdá que’l cabreirés pertenez al dominiu lingüísticu de la llengua asturllionesa, que vai desde Esturias hasta Miranda de l Duero, pasando pur Senabria. Anguaño outros autores yá principionun a recuyé palabras nos sous propios puebros, cumo Dori Barrio en Marrubiu, ou cumo feciera Concha Casado en Cabreira Alta, ña Trueitas del añu 1948. ¿Creye usté que sería ñecesariu un diccionariu cabreirés tomando en cuenta los localismos de cada puebru? ¿Ou d’outra maneira, perdé esa riqueza cultural y ñurmalizá las falas cumo fecienun catalanes ou vascos?

Sí, siempre hei creíou nesta ñecesidá, y inclusu estove tentáu d’empezá you mismo esta tarea. You siempre hei creíou que ñecesitamus una institución que marque el prencipiu, que marque unas ñormas lingüísticas ménimas, pa que todus pudamos contribuyí a un diccionariu Cabreirés. Ñurmalizá nu debería segnificá perdé la riqueza de lus individualismus de cada puebru, si nu marcá unas pautas cumunes cuña finalidá de facilitá la escritura.

La mía experiencia cuña traducción d’El Prencipicu yía que la falta de ñurmalización llieva a errores y deixa a la interpretación llibre y individual la escritura del ñueso dialectu. Estu lluenxe de sumá a la riqueza cultural crea toupones empurtantes.

 

Portada de “Cuentos populares leoneses (escritos por niños)”

En sociolingüística chámase “negacionismu” al autoodiu y la vergüenza que se da sobremaneira contra la fala propia en beneficiu d’outra cun más estatus y prestixu, dalgu que tamién oucurre cun outru tipu de manifestaciones tradicionales. Yía un desapegu qu’en Cabreira puede facé que la xente nun seya quien a aceptá una rialidá, que pulla sua propia ñaturaleza, fa imposible’l ñegá qu’on güei pueda sentise viva la fala en dalgunos puebros. Una llengua de la qu’amás se puede comprobá la sua esistencia cun evidencias históricas bien documentadas. ¿A quéi creye que se debe que los mesmos cabreireses ñieguen la sua propia fala? ¿Creye qu’ía pur dalgún cambiu forzosu feito na sociedá comarcal, un desprestixu de la llengua, pulla que dalgunos cabreireses dan el llombu a la rialidá en favor d’una mentira más cómoda?

Este puntu sin duda alguna yía una reminiscencia de la enseñanza y la cultura de la Dictadura.  Pur ñorma xeneral las xeneraciones que vevienun y estudianun nesa época, tuvienun castigus físicus pur usá este dialectu ñas aulas. Estu calóu y ocasionóu que lus mismus rapaces corrixiesen ñas suas casas a las suas familias pur “falar mal”.

La emigración de cabreireses a las ciudades de lus añus 70 y 80 contribuyióu on más a agrandá’l prubrema. El puebru, la sua llengua, las suas tradiciones… representaba lu malu, la falta d’oupurtunidades, las penurias y la fame propias de la Cabreira d’entoncias.

 

L’añu pasáu, ñu 2014, tamién foi usté premiáu pulla Academia Asturiana, pero pa esta vuelta cuño segundu accésit del Concursu d’investigación de Recoyida de Material Toponímico Oral. Nesti sentíu, ¿parez-ye positivu que los puebros cabreireses recuperen la sua toponimia tradicional y que se faigan iniciativas cumo la feita pul Ayuntamientu de Trueitas qu’instalóu ñas carreteiras siñales bilingües n’español y cabreirés?

El material toponímicu quizá yía’l gran ulvidáu ñus vucabularius, prubabremente debióu a lu defícil pa estudialu, pulla falta de fuentes, y de clasificalu.

La iniciativa del Ayuntamientu de Trueitas ha sióu magnífica. Gustaríame que’l exemplu cundiese entre’l restu d’ayuntamientus de Cabreira y prontu podamos disfrutá de las siñales de lus ñomes reales de ñuesus puebrus, xuntu cuñus ñomes ouficiales.

 

Tintero de tierra

Portada de “Tintero de tierra”

L’artículu 5.2 del Estatuto de Autonomía de Castilla y León dispón que’l llionés será obxectu de protección específica pur parte de las instituciones pul sou particular valore, y que la sua protección, usu y promoción serán obxectu de regulación. Si d’usté dependiera, ¿quéi mididas tomaría pur qu’esi artículu de Llei fora una realidá na práctica?

El desarrollu d’este Artículu en Llión en mi oupinión, pasa pur una institución al estilu de l’Academia Asturiana de la Llingua, qu’estudie, impulse ñurmalice y recueya todu’l llionés de los ñuesos puebrus.

Despuéis sería ñecesariu una ouferta de cursus ou tallieres qu’acerquen esta realidá a la xente. En definitiva putenciá, que nu oubrigá, desde las instituciones el ñueso dialectu propiu.

 

Pa rematá vamos entruga-ye pur una frase maxistral qu’usté dixera hai tiempu: «Las puertas viejas se ‘pechan’ o se ‘trancan’, pero las nuevas se cierran». ¿Nun creye qu’ía l’intre de lluitá pur que tanto las puertas vieyas cumo las ñuevas queden tamién “pechadas” y ñou solo “cerradas”, y d’usá’l bilingüismu cun ñaturalidá y cun tódalas ventayas qu’apurre?

Recuñezu que me gustaría que’l bilingüismu fose una realidá. Que tódalas puertas se pechasen ou se trancasen sin destinciones, sin imposiciones, sin lus rueidus propios de lus ñacionalismus, qu’usan la llengua, lus dialectus, pa separá, pa marcá la difiriencia, en vez de pa uní. Peru la falta de presonas mayores que son lus falantes de meyor calidá, el cambiu de lus modus de vida, la falta d’ensiñanza y d’interés pullas instituciones tantu lucales cumu provinciales suponen un frenu empurtante.

Pullu mumentu sería una buena oupción un buen puntu de partida que todu’l que pueda siguiendu cuñu exemplu de Dori Barrio, Concha Casado, Manuel Garrido, el míou propiu, etc… recueya el vocabulariu on vivu de lus sous puebrus y lu comparta. Güei tenemus una ferramienta muei empurtante pa facilitá esta difusión cumu son las redes sociales.

 


 

Jonatan Rodríguez Bayo, aunque nació en Barcelona en el año 1983, lleva toda su vida apegado sentimentalmente a la tierra de su familia, a donde volvió siendo un rapaz. Donde se crió, y donde aprendió a amar las bellas palabras que pronunciaban sus paisanos. Estamos hablando del pueblo de La Baña.

A pesar de su juventud, su nombre está vinculado a varios libros como escritor y estudioso de la lengua asturleonesa, publicaciones siempre relacionadas con el dialecto cabreirés. Es ganador por dos veces del primer premio del Certamen Literario que durante años ha venido organizando la Asociación Cultural La Caleya de Astorga, por lo que sus relatos han sido publicados en varios libros de esta misma asociación –“Cuentos de La Caleya” y “Cuentos Populares Leoneses”-. También ha sido ganador de otros dos premios relacionados con concursos lingüísticos promovidos por la Academia de la Llingua Asturiana, lo que le valió que se publicara un estudio sobre el vocabulario propio de La Baña. Por otro lado, también ha colaborado como traductor en algunos libros –“El Prencipicu” y “Tintero de Tierra” del poeta Abel Aparicio-, pero hoy 26 de septiembre, coincidiendo con el día européu de las lenguas, vamos a dejar que sea él quien nos lo cuente.

¿Cuándo comenzó a interesarse por la lengua asturleonesa? o dicho de otra forma, ¿cuándo tuvo conciencia de que el habla de La Baña era diferente del castellano y que formaba parte de un conjunto de hablas mucho más amplio?

Fue nada más llegar a La Baña. Yo era el nuevo en el colegio y lo cierto es que no tenía ni idea de Bañés, (digámoslo así de momento). El resto de niños lo usaban continuamente en clase con toda normalidad y digamos que por pura supervivencia lo terminé asimilando.

 

Usted tuvo que desplazarse a Astorga para continuar con sus estudios, y allí estuvo interno en la Residencia de Estudiantes del Instituto de Astorga. Allí formó parte de la llamada Aula de Cultura Cabreiresa junto con un grupo de otros niños cabreireses estudiantes. ¿Podría decirnos en qué consistía esa aula y a qué se dedicaban?¿quienes fueron los artífices de ese proyecto?

Llegué a la Residencia de Estudiantes con 11 o 12 años. Era un régimen nuevo para mí con horarios bastante estrictos y con muchas horas de estudio obligatorio en la biblioteca del centro. Poco a poco, me fue surgiendo la idea de recoger en un cuaderno las palabras en Bañés que conocía y que iba oyendo al resto de compañeros que estábamos allí, con la finalidad inicial de ocupar de la mejor manera las horas que debía estar en la biblioteca aun habiendo terminado mis tareas.

Dos cursos académicos después, Manuel Ortiz, conocedor de mi trabajo de recopilación y director de La Residencia de Estudiantes me convocó a una reunión con Enrique Soto y Xosepe Vega a instancia de estos. La intención de estos dos mentores del Aula de cultura Cabreiresa, era en primer lugar recoger el vocabulario aún vivo de Cabrera y la posible traducción de un libro, El Principito. La primera función  que me encomendaron fue proponer un equipo de voluntarios entre mis compañeros que se prestase a esta aventura.

 

El libro “El Prencipicu”, adaptación del famoso libro del autor francés Antoine de Saint-Exupery, fue uno de los resultados de aquella experiencia en el Aula de Cultura Cabreiresa, ¿qué metodología siguieron para realizar la traducción del libro al cabreirés? ¿fueron muchos años de trabajo?

El aula la compusimos 7 alumnos de Cabrera: Juan González Pérez, María José Madero Nieto, Belén González Pérez, Cristina Lordén Nieto, Patricia Alves García, Sandra González Carracedo y yo, dirigidos por Xosepe Vega y Enrique Soto.

Durante dos años, el grupo nos reuníamos martes y jueves en la biblioteca después de cenar, entre una y dos horas para ir trasladando al cabreirés las líneas de esa pequeña joya.
Bajo la directrices de Xosepe Vega, intentamos «dotar de singularidad lingüística a los personajes de la obra», de modo que atribuimos por ejemplo a la serpiente el lenguaje de Odollo y a el Prencipicu, el bañés de La Baña, para representar a La Cabrera Baja; Las rosas, se expresan en el lenguaje de Corporales en representación de la Cabrera Alta, y la voz del narrador corresponde a un cabreirés general.

 

En el año 2004 usted fue premiado con el primer accésit del Concurso de investigación de Recogida Oral de Léxico Asturiano organizado por la Academia de la Lengua Asturiana, lo que le valió que en el 2007 se publicara su estudio titulado “Vocabulariu de La Baña”. ¿Podría darnos una idea de la metodología que siguió para recopilar el vocabulario?

Como te decía anteriormente la idea de recoger en un cuaderno las palabras en Bañés que conocía y que iba oyendo, tuvo la finalidad inicial de ocupar de la mejor manera las horas que debía estar en la biblioteca aun habiendo terminado mis tareas.

Pero esta pequeña idea traspaso las horas de estudio y comenzó a llenar fines de semana, vacaciones, festivos…. Escuchaba atentamente las conversaciones de mi abuela, de las personas mayores de La Baña y anotaba todo lo que consideraba que era nuevo y aun no tenía recogido.

Este trabajo inicial de campo, me llevo alrededor de 5 años. Que simultaneaba con el filtrado, redacción del texto, correcciones, estudios gramaticales, etc.

Después del premio de la Academia, tarde otros dos años en adecuar el texto para la publicación e incluir una frase de ejemplo para cada una de las más de 2.000 entradas del libro.

 

¿Qué le impulsó a escribir este libro? ¿Fue muy difícil encuestar a la gente y recopilar todo el vocabulario que aparece en su libro?

Quitando en alguna ocasión puntual, siempre he huido de encuestar a la gente y más especialmente a la gente mayor. La experiencia me demostró que era más fácil y fiable escuchar y anotar; dejar fluir las conversaciones y no importunar demasiado. Es la mejor forma de dejar asomar el “bañés”.

 

¿Se ha encontrado con alguna palabra que le llame mucho la atención? ¿Cuál es?

En más de 2.000 entradas recogidas hay muchas, como por ejemplo: catrapuestas: excusas; furil: cochinillo, llizaces: cimientos…

 

¿Piensa sacar nuevas actualizaciones ampliando el vocabulario?

Desde la publicación del libro, siempre que tengo ocasión de regresar a La Baña, sigo poniendo el oído y registrando nuevas palabras. Sí me gustaría publicar una nueva edición ampliada.

 

Aunque el vocabulario es de La Baña, y sabemos que en cada pueblo existen localismos propios de cada uno de ellos, es verdad que el cabreirés se engloba dentro del dominio lingüístico del asturleonés, que empieza en Asturias y llega hasta Miranda del Duero, pasando por Sanabria. Hoy en día otros autores ya comienzan a recoger palabras en sus propios pueblos como Dori Barrio en Marrubio, o como hizo Concha Casado en Cabrera alta, en la Truchas de 1948. ¿Cree usted que sería necesario un diccionario cabreirés teniendo en cuenta los localismos de cada pueblo? ¿O por el contrario, perder esa riqueza cultural y normalizar el lenguaje como hicieron catalanes o vascos?

Sí, siempre he creído en esta necesidad, e incluso estuve tentado de empezar yo mismo esta tarea. Yo siempre he creído que necesitamos una institución que marque el punto de partida, que marque unas normas lingüísticas mínimas, para que todos podamos contribuir a un diccionario Cabreirés. Normalizar no debería significar perder la riqueza de los individualismos de cada pueblo, si no marcar unas pautas comunes con la finalizad de facilitar la escritura.

Mi experiencia con la traducción de El Principito es que la falta de normalización lleva a errores y deja a la interpretación libre e individual la escritura de nuestro dialecto. Esto lejos de contribuir a la riqueza cultural crea trabas importantes.

 

En sociolingüística se conoce como “negacionismo” al autoodio y la vergüenza que se ejerce sobre todo contra el lenguaje propio frente a otra lengua con mayor reconocimiento y prestigio, algo que también ocurre con otro tipo de manifestaciones tradicionales. Es un rechazo a aceptar una realidad empíricamente verificable mediante evidencias históricas, circunstancia que hace imposible una negación de esta realidad, de que la lengua tradicional sigue viva en algunos pueblos. ¿A qué cree que se debe que la propia gente de Cabrera niegue su propio idioma? ¿Cree que se debe a algún cambio forzoso realizado en la sociedad comarcal que hace que los cabreireses den la espalda a la realidad en favor de una mentira más confortable?

Este punto sin duda alguna es una reminiscencia de la enseñanza y la cultura de la dictadura. Por norma general las generaciones que vivieron y estudiaron en esa época, recibieron castigos físicos por emplear este dialecto en las aulas. Esto caló y ocasionó que los mismos alumnos corrigiesen en sus casas a sus familias por “hablar mal”.

La emigración de cabreireses a las ciudades de los años 70 y 80 contribuyó aún más a agrandar el problema. El pueblo, su lengua, sus tradiciones… representaba lo negativo, la falta de oportunidades, las penurias y el hambre propios de la cabrera de entonces.

 

El año pasado, en el 2014, también fue premiado por la Academia Asturiana, esta vez con el segundo accésit del Concurso de investigación de Recogida de Material Toponímico Oral. En este sentido, ¿le parece positivo que los pueblos cabreireses recuperen su toponimia tradicional y se lleven a cabo iniciativas como la realizada por al Ayuntamiento de Truchas que ha instalado señalizaciones viales bilingües en español y cabreirés?

El material toponímico quizá es el gran olvidado en los vocabularios, probablemente debido a la complejidad para estudiarlo, por la falta de fuentes y de clasificarlo.

La iniciativa del Ayuntamiento de Truchas ha sido magnífica. Me gustaría que el ejemplo cundiese entre el resto de ayuntamientos de cabrera y pronto podamos disfrutar en la señalización de los nombres reales de nuestros pueblos, conjuntamente con los oficiales.

 

El artículo 5.2 del Estatuto de Autonomía de Castilla y León dispone que el leonés será objeto de protección específica por parte de las instituciones por su particular valor, y que su protección, uso y promoción serán objeto de regulación. Si de usted dependiera, ¿qué medidas tomaría para que ese artículo de Ley fuese una realidad en la práctica?

El desarrollo de este artículo en León en mi opinión, pasa por una institución al estilo de la Academia Asturiana de la Llingua, que estudie, impulse normalice y recoja todo el leonés de nuestros pueblos.

Posteriormente sería necesario una oferta de cursos o talleres que acerquen esta realidad a la gente. En definitiva potenciar, que no imponer, desde las instituciones nuestro dialecto propio.

 

Y por último vamos a preguntarle por una frase magistral que usted dijo hace tiempo: «Las puertas viejas se ‘pechan‘ o se ‘trancan‘, pero las nuevas se cierran». ¿No cree que es el momento de luchar para que tanto las puertas vieyas como las nuevas queden también “pechadas” y no solo “cerradas”, y de usar el bilingüismo con naturalidad y con todas las ventajas que conlleva?

Reconozco que me gustaría que el bilingüismo fuese una realidad. Que todas las puertas se pechasen o se trancasen sin distinciones, sin imposiciones, sin las estridencias propias de los nacionalismos, que usan la lengua, los dialectos, para separar, para marcar la diferencia, en vez de para unir.

Pero la falta de personas mayores que son los hablantes de mayor calidad, el cambio de los modos de vida, la falta de enseñanza y de interés por las instituciones tanto locales como provinciales suponen un freno importante.

Por el momento sería una buena opción un buen punto de partida que todo el que pueda siguiendo el ejemplo de Dori Barrio, Concha Casado, Manuel Garrido, el mío propio, etc.. recoja el vocabulario aún vivo de sus pueblos y lo comparta. Hoy tenemos una herramienta muy importante para facilitar esta difusión como son las redes sociales

 

2 thoughts on “Díe européu de las llenguas: Jonatan Rodríguez Bayo fálaños sobre’l cabreirés”

  1. Pingback: La cabreiresa Dori Barrio foi premiada cumo finalista no Certame Lliterariu La Caleya 2015 – El Cabreirés
  2. Trackback: La cabreiresa Dori Barrio foi premiada cumo finalista no Certame Lliterariu La Caleya 2015 – El Cabreirés
  3. Pingback: Díe européu de las llenguas: Jonatan Rodríguez Bayo fálaños sobre’l cabreirés | Tierra alantre, la mesma fala
  4. Trackback: Díe européu de las llenguas: Jonatan Rodríguez Bayo fálaños sobre’l cabreirés | Tierra alantre, la mesma fala

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *