El Ayuntamiento de Truchas denuncia los actos vandálicos contra las señales viales

El alcalde de la localidad, Francisco Simón, registra una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil en la que da parte de los «daños materiales reiterados» en la señalización de propiedad municipal

El cartel de Truchas /Trueitas tras uno de los ataques.

El cartel de Truchas /Trueitas, tras uno de los ataques.

El Ayuntamiento de Truchas, a través de su alcalde Francisco Simón, ha formalizado una denuncia contra la persona o personas desconocidas que han ocasionado «los daños materiales reiterados en la señalización vial propiedad del Ayuntamiento de Truchas», de acuerdo con la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Los reiterados hechos denunciados se remontan al mes de julio, una vez que el el Consistorio de Truchas instaló en diversos pueblos del municipio nuevas señales de carretera en las que, además de la forma oficial, aparecen también los nombres tradicionales de dichos pueblos, en los casos en que estos nombres difieren de la denominación oficial.

Estos indicadores viales, que tienen el formato estándar, han sufrido desde esa fecha continuos ataques y destrozos lo que ha motivado la denuncia municipal. El primero de los actos vandálicos tuvo lugar el 7 de agosto, cuando las señales direccionales de Quintanilla de Yuso/Quintaniella, Truchillas/Truitiellas y Truchas/Trueitas, aparecieron con pintadas y tachaduras. Unos días más tarde, el 11 de agosto, las asociaciones culturales de Cabrera Alta procedieron a limpiar dichas señales, pero solo diez días después, el 21 de agosto se repitieron los ataques, para quitar, por ejemplo la letra E de las señales de Quintanilla de Yuso/Quintaniella.

Pero no quedó ahí la sucesión de daños. El 30 de agosto rayaron el cartel direccional de Valdavido/Valdadiéu. El 12 de septiembre tacharon los carteles de Baillo/Valleyu y el indicador de entrada en Truchas/Trueitas. Ese mismo día fueron reparados por la Asociación El Teixu, pero la reparación del daño causado duró poco, ya que al día siguiente, el 13 de septiembre volvieron a tachar los carteles de Baillo/Valleyu, que se limpiaron otra vez. El 29 de septiembre quitaron las letras a los dos carteles de esa misma localidad, llegando a eliminar parcialmente la capa superficial reflectante de los indicadores.

La denuncia, que aporta datos concretos e imágenes de los sucesivos daños causados a la señalización vial, abre el curso legal pertinente previsto en la Ley de Enjuiciamiento Criminal y considera que los hechos denunciados pueden ser constitutivos de un delito continuado de daños previsto en el Código Penal al afectar a bienes de uso público, además de infracciones contra la Seguridad Ciudadana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *