El grupo Viloria, expedientado por el abandono de la cantera de Forna

Los vecinos de la localidad han denunciado en dos ocasiones a la compañía por los restos de mangueras, bidones o maquinaria pesada que ha dejado en las antiguas instalaciones y por haber llevado las escombreras «fuera de los términos establecidos» o por haber «tapado caminos»

El servicio territorial de Industria, Comercio y Turismo de la Junta de Castilla y León ha ordenado la apertura de un expediente sancionador por el abandono de una antigua explotación de la empresa Pizarras Forna, propiedad de Manuel Lamelas Viloria, en la localidad cabreiresa del mismo nombre.

Esta situación, conocida por todos los vecinos del pueblo, fue denunciada por la junta vecinal de Forna hasta en dos ocasiones, en noviembre de 2016 y en febrero de 2017, pero el abandono en el monte de diverso material propiedad de la pizarrera, como mangueras, bidones de combustible vacíos o maquinaria pesada, se ha mantenido. La denuncia de los vecinos indicaba además que las escombreras se encontraban «fuera de los términos establecidos, tapando caminos, explotaciones fuera también de los términos según las denuncias hechas por los agentes medioambientales que no han tenido respuesta por parte de las autoridades responsables».

Una vez efectuadas «las comprobaciones oportunas por los agentes medioambientales de la oficina comarcal de Truchas», la jefa del servicio territorial en León de Medio Ambiente, Isabel García Álvarez, ha comunicdo la apertura del correspondiente expediente sancionador.

El presidente de la junta vecinal de Forna Andrés Gabella acusa a la empresa de haber explotado «salvajemente en una política de tierra quemada en nuestro monte de Forna, saltándose todas las normas medioambientales», por lo que exige una investigación. Además, reclaman que se le retire a la empresa Viloria y a su grupo las concesiones de minería para la pizarra y que la Junta de Castilla y León haga valer el aval bancario para la recuperación de las escombreras en los términos del pueblo.

Izquierda Abierta ya había anunciado cuando se produjeron las primeras denuncias que «si la Junta no actúa» plantearía el caso ante las autoridades europeas competentes. La formación liderada por Gaspar Llazamares sostiene que Manuel Lamelas Viloria, «con plena complicidad de la Junta», llevó hasta el proceso de liquidación a Pizarras Forna, y «se niega a ejecutar la restauración del cielo abierto que ha abandonado y además deja la explotación llena de basura y pertrechos, incluso maquinaria pesada». Además, los vecinos de Forna piden a Junta que impida al grupo Viloria abrir nuevas canteras de pizarra, como la que pretende abrir en Lomba, mientras se encuentra «en fase de liquidación con su antiguo nombre».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *