El relojero Losada «no nació en 1797 ni se llamaba José»

El cabreirés Francisco Cañueto, natural de Iruela, destapa varios errores que contienen las biografías acerca de la identidad del más ilustre de los cabreireses

Fotografía del Relojero Losada, en Londres.

Fotografía del Relojero Losada, en Londres.

Si hay un cabreirés ilustre, cuyo nombre y figura traspasó fronteras, ese es el relojero Losada. Nacido en Iruela, hijo de Miguel Rodríguez y de María Conejero, su nombre debería haber sido José Rodríguez Conejero, pero era costumbre entre las personas que emigraban que adoptaran el apellido de la jurisdicción donde habían nacido, y como Iruela pertenecía en ese tiempo a Losada, él adquirió ese apellido.

El relojero Losada, también conocido como José Rodríguez Losada o José Rodríguez de Losada, ha generado un buen número de trabajos literarios de corte biográfico, del mundo de los relojes, en el que fue un gran experto, y también literarias, de grandes escritores coetáneos a él, como Benito Pérez Galdós o su gran amigo José Zorrilla al que salvó de innumerables dificultades económicas.

Sin embargo, y a pesar de ser un personaje de renombre, hay algunos datos erróneos en las biografías del relojero de Iruela que se han perpetuado y que una reciente investigación pretende corregir, para «que se conozca toda la verdad acerca del relojero». Según las indagaciones llevadas a cabo por Francisco Cañueto, que comparte con Losada lugar de nacimiento y el mismo amor por su patria chica, la fecha de nacimiento del más ilustre de los cabreireses es cuatro años posterior a lo que mantienen las diferentes biografías, aunque no es el único error que contienen.

Según ha recogido Cañueto de los libros sacramentales de Iruela, el matrimonio formado en 1796 por Miguel Rodríguez y María Conejero, progenitores del relojero, tuvo varios hijos, como era habitual en la época, y algunos de ellos murieron al poco tiempo de nacer, a causa de la alta mortalidad infantil de ese tiempo. También era cotidiano poner el mismo nombre a un recién nacido que el que había tenido un hermano que había muerto previamente a corta edad. Esta situación ha originado durante generaciones múltiples situaciones en las que algunos cabreireses figuraban con una edad mayor o menor a la que realmente tenían.

La identidad real del relojero

Este es el caso del afamado Relojero Losada, cuyo nombre real no es José ni nació en 1797. Francisco Cañueto ha recogido el acta de nacimiento del relojero que se ha dado por buena hasta ahora. En ella consta que José Rodríguez Conejero, nombre que utilizó el relojero, nació en Iruela el 8 de mayo de 1797. Sin embargo, también ha documentado que antes de que transcurrieran tres años el cementerio de Iruela acogió en su seno a un párvulo de nombre José Rodríguez Conejero que murió el 7 de abril de 1800. En el documento consta que el cura de Iruela dio sepultura al «cadáver de un niño que se llamaba Josef, hijo legítimo de Miguel Rodríguez y María Conejero», por lo que «no cabe duda de que el pequeño José falleció» antes de que cumpliera los tres años de edad.

Acta de nacimiento de José Rodríguez Conejero. Foto: F. Cañueto.

Acta de nacimiento de José Rodríguez Conejero. Foto: F. Cañueto.

Acta de defunción del párvulo José Rodríguez Conejero. Foto: F. Cañueto.

Acta de defunción del párvulo José Rodríguez Conejero. Foto: F. Cañueto.

Ante esta contundente prueba, que descarta que el Relojero Losada naciera en 1797, Francisco Cañueto trató de localizar la verdadera acta de nacimiento del ilustre cabreirés. Embarcado en esa labor, halló el acta de nacimiento de todos los hijos del matrimonio formado por Miguel Rodríguez y María Conejero. En 1799 nació el segundo de los hermanos, Manuel Rodríguez Conejero, que llegaría a edad adulta. El acta de bautismo del relojero se firmaría en Iruela un año después de la muerte del párvulo José Rodríguez. En dicho documento, recuperado por este cabreirés, consta el bautismo de José Manuel Rodríguez Conejero, el día 19 de marzo de 1801.

El mismo sacerdote que enterró a José, don Miguel de San Martín, firmó en 1801 el bautismo de Josef Manuel Rodríguez Conejero. El acta dice así:

En el lugar de Iruela, el día 19 de marzo del año de 1801, fray Ángel Rodríguez, religioso franciscano, con mi licencia bauticé solemnemente a un infante que se llamó Josef Manuel, hijo legítimo de Miguel Rodríguez y María Conejero, vecinos de dicho Iruela. Abuelos paternos, Thomas Rodríguez y María Álvarez y maternos Juan Conejero y Ana Zamorano todos vecinos de dicho Iruela. Fueron padrinos Manuel Rodríguez soltero, tío del bautizado y natural de dicho pueblo y Narcisa Zamorano, mujer de Paulo Cañueto. Y para que conste lo firmo dicho día, mes y año: don Miguel de San Martín

Como curiosidad cabe señalar que el verdadero nombre del relojero, José Manuel, responde a una práctica muy habitual en esa época, que era ponerle al bautizado el nombre de su padrino o el que corresponde con el santoral. En su caso se cumplieron las dos normas no escritas. De ahí el resultado, José, santo celebrado el 19 de marzo, y el nombre de su padrino, Manuel.
Acta de nacimiento del relojero Losada, donde consta el nombre de José Manuel Rodríguez Conejero. Foto: F. Cañueto.

Acta de nacimiento del relojero Losada, donde consta el nombre de José Manuel Rodríguez Conejero. Foto: F. Cañueto.

Tras José Manuel, sus padres tendrían además seis hijas más entre 1802 y 1810 (Vicenta, Paula, Antonia, Eugenia Magdalena, María y Bibiana Catalina) y un varón más en 1814, Juan Manuel. Aunque al fallecimiento de la pareja, en 1832 y 1833, sólo vivían siete de los hermanos, entre ellos el relojero, aunque ya en las actas de defunción de sus progenitores aparece únicamente con el nombre de José, el segundo en orden de mayor a menor tras su hermano Manuel.

Tras analizar estos datos en su conjunto, Cañueto ha llegado a la conclusión de que el verdadero nombre del Relojero Losada era José Manuel y no José y que su verdadera fecha de nacimiento sería, por tanto, el 19 de marzo de 1801 y no en mayo de 1797, como hasta ahora se ha mantenido. Ello «demuestra más aún la valía de José Manuel Rodríguez, que era cuatro años más joven de lo que hasta ahora se ha pensado». «Es muy posible -sostiene Cañueto- que el error se deba a la etapa del propio Losada en Iruela y que él mismo no supiera su fecha real de nacimiento, por lo que utilizó siempre la de su hermano cuatro años mayor que él, como ha sucedido en otros casos en Cabrera». «Se quedó con el nombre de José porque el primogénito (José) había fallecido un año antes y tenía otro hermano que se llamaba Manuel, por lo que resulta lógico que se le llamara únicamente José», afirma Francisco Cañueto. Por tanto, continúa, «el relojero Losada no era el primogénito, sino que fue el tercero de los hermanos, tras los nacimientos de José (fallecido a los tres años) y Manuel».

El error, hasta en la tumba
El error, del que el propio Losada es posible que no fuera consciente, llegó hasta la tumba del relojero en el nicho 138 del cementerio católico de Kensal Green o de Santa María, en Londres. La inscripción en la lápida indica que falleció el 6 de marzo de 1870 a los 72 años. «La edad sería errónea, ya que, si nació el 19 de marzo de 1801, en la fecha de su muerte tendría 69 años no cumplidos. Es de suponer que el relojero utilizó siempre la fecha de nacimiento de su hermano José fallecido, aún sin saberlo», explica Francisco Cañueto.

La inscripción en la lápida dice así:

J.R. DE LOSADA ESQre
Died March 6th 1870
Aged 72
R.I.P.

En sus investigaciones, Cañueto se ha acercado a la fecha en la que el relojero se marchó de Iruela. El 5 de julio de 1816, en una visita del obispo de Astorga a Truchas dio la confirmación a María Conejero, madre del relojero, y a sus hijos Manuel, Vicenta, Paula, Antonia, Juan, María y Bibiana, pero no consta en la relación de confirmados el nombre del relojero, por lo que para esa fecha, en la que contaría con 15 años, ya no estaría en la tierra que le vio nacer.

Acta de confirmación de la madre y los hermanos del relojero, en la que él no aparece. Datada en 1816. Foto: F. Cañueto

Acta de confirmación de la madre y los hermanos del relojero, en la que él no aparece. Datada en 1816. Foto: F. Cañueto

Además de lo expuesto, este apasionado de Iruela y de Cabrera destaca «un dato de excepcional interés» hallado en las inscripciones de defunción de los padres del relojero. «Dice que murieron “pobres”». «En ese contexto “pobre” no significa que no eran ricos, o que tenían pocos bienes, significa que realmente eran pobres, que no tenían nada. En estos pueblos, cuando se decía que alguien era pobre, es que necesitaba de la caridad de sus vecinos, y que no tenían ni siquiera para sobrevivir. Por su alma mandaron decir 16 misas, muy pocas comparando con la mayoría de los fallecidos en esa época», explica acerca de los padres de José Manuel Rodríguez Conejero.

2 thoughts on “El relojero Losada «no nació en 1797 ni se llamaba José»”

  1. Pingback: El relojero Losada se queda, de momento, sin calle en Madrid – El Cabreirés
  2. Trackback: El relojero Losada se queda, de momento, sin calle en Madrid – El Cabreirés
  3. Pingback: Cabrera celebra el año nuevo junto al monumento al relojero Losada – El Cabreirés
  4. Trackback: Cabrera celebra el año nuevo junto al monumento al relojero Losada – El Cabreirés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *