El temporal de viento y nieve deja daños y restricciones de tráfico en Cabrera

La rachas fuertes de viento arrancan parte del tejado del hotel instalado en La Casa la Cueva y la nieve restringe la circulación de vehículos en las carreteras cabreiresas

Un quitanieves trabajando en la zona.

Un quitanieves trabajando en la zona.a casa la cueva

El temporal de viento y nieve de este fin de semana deja daños y restricciones de tráfico en Cabrera. A primera hora de este lunes solo el puerto de La Casa la Cueva permanecía con la obligatoriedad del uso de cadenas o neumáticos de invierno, y prohibían la circulación a autobuses y camiones. Hacia el mediodía, las condiciones han mejorado y la Junta de Castilla y León solo recomendaba circular con precaución entre los puntos kilométricos 60 y 67 de esta vía que conduce de La Baña al límite con Galicia. Sin embargo, durante el fin de semana, la nieve ha dificultado más la circulación de vehículos por la comarca y las restricciones o la precaución han afectado a toda la LE-126, desde Castrocontrigo a La Baña, según la información de la Junta.

En los días o semanas de nevadas, los puertos del Morredeiro -entre Corporales y Ponferrada- y el alto del Peñón, que comunica Truchillas con Sanabria, suelen cerrarse al tráfico por acumulación de nieve sin que aparezcan en los partes de carreteras de la Junta, como ha sucedido en este temporal. Ambos puertos permanecen cerrados al tráfico por la nieve, desde el martes.

Los efectos del viento

No solo la nieve ha arremetido este fin de semana en los puntos altos de Cabrera. También las fuertes rachas de viento han causado desperfectos. Los más graves se han registrado en el hotel Fonte da Cova, instalado en el alto de La Casa la Cueva. En este expuesto lugar, entre La Baña y Casayo, el fuerte viento arrancó la cubierta de uno de los tejados y también la de un balcón, además de romper una viga de madera.

Además, el fuerte viento ha tirado algunos árboles y ha roto ramas en muchos puntos de Cabrera.

Previsiones

La Agencia Estatal de Meteorología ha activado la alerta amarilla para la tarde del martes y hasta el mediodía del miércoles por nevadas en Cabrera, aunque no se prevén espesores de más de 5 centímetros. La cota de nieve irá bajando desde los 900 metros hasta los 600.

La nieve podría volver de nuevo el viernes, cuando se esperan mínimas de cuatro grados bajo cero, un 90% de probabilidad de precipitaciones y la cota de nieve situada en los 1.000 metros de altitud.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *