Once juntas vecinales cabreiresas desaparecerán si no aprueban sus cuentas de 2014 antes de 2 semanas

El próximo 31 de octubre finaliza el plazo para la presentación de las cuentas del pasado ejercicio

AsambleaCuando apenas quedan 13 días para que concluya el plazo para presentar al Consejo de Cuentas de Castilla y León la documentación relativa a la liquidación del año pasado, todavía quedan 11 localidades cabreiresas que, o bien no han presentado sus cuentas, o pese a haberlas entregado, todavía no se han dado por finalizados los trámites legales de aprobación por parte del Consejo de Cuentas (en cualquier caso ninguna de estas once localidades ha sido publicada aún en el Boletín Oficial de la Provincia de León, requisito indispensable para ser aprobadas).

Esta dramática situación, que ya se repitió el año pasado, puede terminar con la supresión de la Junta Vecinal o Concejo del pueblo que no cumpla con sus obligaciones fiscales. A efectos prácticos la consecuencia directa para los pueblos cabreireses del incumplimiento de la conocida como “Ley Montoro” se traduciría en la pérdida de la capacidad para poder gestionar recursos naturales tales como el agua, los montes, las canteras o los cotos de caza.

Esta amenaza supondría la supresión de la administración más próxima al ciudadano con la que cuenta actualmente la población rural, ya que las Juntas Vecinales, los Concejos, son las entidades mediante las que los ciudadanos pueden tener una participación más directa y democrática en la toma de decisiones sobre los bienes comunes del pueblo. Con su pérdida desaparecería la tradicional y centenaria gestión comunal cabreiresa.

Estos son los pueblos cuyas Juntas Vecinales que no han publicado en el BOP las cuentas generales del 2014 y por tanto se encuentran en peligro:

  • Villar del Monte
  • Valdavido
  • La Cuesta
  • Marrubio
  • Saceda
  • Noceda
  • Odollo
  • Castroquilame
  • Vega de Yeres
  • Losadilla
  • Quintanilla de Losada

Recordemos que aprobar las cuentas generales en el BOP es el paso previo para luego poder tramitarlas en la aplicación del Tribunal de Cuentas. Si se publican, pero tampoco se registran en esta aplicación, la junta vecinal podría desaparecer de igual forma. Por tanto, aunque indicamos en este periódico que son 11 las localidades que corren cierto peligro, podrían ser más.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *