Éxito de participación en la excursión a las minas de wolframio de Casayo

Más de 70 personas acudieron el sábado a la convocatoria lanzada por elcabreirés.com para conocer las explotaciones mineras cercanas a Cabrera en las que tantos cabreireses trabajaron en los años posteriores a la Guerra Civil española 

Charla durante la visita a las minas de Wólfram

Charla durante la visita a las minas de Wólfram. Fotografía Javier Fernández Lozano

Este sábado no fue un día cualquiera en Cabrera ni en Casayo. Gracias a los ayuntamientos de Castrocontrigo y Truchas, a la Universidad de Salamanca, a la asociación de Torneros y a su junta vecinal, y a elcabreirés.com, más de 70 personas pudieron conocer de primera mano su propio territorio y los elementos geomineros que hay en los alrededores. Tal fue el éxito de la convocatoria que el autobús se quedó pequeño y un buen número de interesados tuvieron que acudir con sus propios vehículos hasta el punto de encuentro.

La iniciativa, promovida por este periódico dentro de una serie de excursiones denominadas “Cuñoz la tua comarca”, buscaba que los propios habitantes de Cabrera y Valdería pusieran en valor la extensa variedad de elementos geomineros que se encuentran en los municipios cabreireses y en el valle del Eria.

La excursión de este sábado puso rumbo a las minas de Wólfram de la localidad de Casayo, en la sierra cabreiresa, actualmente en el lado orensano, municipio de Carballeda de Valdeorras, aunque durante siglos Casayo y Lardera pertenecieron a Cabrera.

Javier Fernández Lozano dando explicaciones en Casa La Cueva. Fotografía Javier Fernández Lozano

Javier Fernández Lozano dando explicaciones en Casa La Cueva.

Desde primera hora de la mañana el autobús salió de La Bañeza y fue recogiendo a la gente apuntada hasta completar el aforo. Muchos que no pudieron apuntarse acudieron con su propio vehículo para no perderse detalle de la visita a estas minas que están de actualidad. Un documental y la película recientemente estrenada del mismo nombre “Lobos sucios” han puesto de relieve el enclave orensano y lo ha convertido en un lugar de marcado atractivo turístico.

Ya desde el municipio de Truchas, el periodista e investigador de etnografía Iván Martínez Lobo fue explicando las particularidades de la zona y de cada pueblo por el que pasaba la comitiva recibía una explicación acerca del valor cultural de los mismos. Martínez Lobo afirmó que “este tipo de excursiones son necesarias ya que tendemos a apreciar el paisaje de cualquier otra región o de otro país, y el nuestro no, y para ello hay que empezar conociéndolo, pero paso a paso, parándonos en los detalles culturales, del paisaje y del paisanaje”.

Río tinto - arroyo de Valvorraz. Fotografía Javier Fernández Lozano

Río tinto – arroyo de Valborraz. Fotografía Javier Fernández Lozano

Iván Martínez Lobo añadió que “hay muchas maneras de caminar, pero disfrutando de la naturaleza y practicar el senderismo supone alcanzar la geografía cercana, al tiempo que nos sacudimos el polvo del aburrimiento y de los agobios urbanos». Además, añadió que «la búsqueda de caminos, veredas, sendas, cañadas, canales romanos, caminos forestales… permite un acercamiento a la naturaleza y un más amplio conocimiento de la geografía y del entorno. Por eso, cuando una región o una comarca se desconocen, no hay mejor sistema que conocerla, que recorrerla a pie”.

 

Una vez en Casa la Cueva y tras un breve café, fue el turno del Doctor en geología Javier Fernández Lozano y las ilustradoras explicaciones de este profesor de la Universidad de Salamanca acerca de la geología y la minería local tanto de las canteras de pizarra como de las minas del wólfram que se visitarían a lo largo de la excursión. “Cimbreando” la sierra desde Casa la Cueva en dirección a peña Trevinca, los más de 70 visitantes pudieron ver las explotaciones de pizarra y sus métodos de extracción y de traslado del material. Al llegar a la cantera se tomó un angosto camino lleno de “urces y carqueixas” para descender hasta las minas de wólfram.

Charla en Casayo. Fotografía Javier Fernández Lozano

Charla en Casayo. Fotografía Javier Fernández Lozano

De camino, Fernández Lozano aportó a los visitantes una serie de explicaciones sobre estas minas, su historia y la geología. “Necesitamos que las administraciones y los particulares se involucren y trabajen unidos para preservar y dar a conocer el rico patrimonio geológico y minero de los pueblos” manifestó, al tiempo que añadió que “es importante conocer nuestro patrimonio para valorarlo y poder así cuidarlo y protegerlo”

De Izquierda a derecha. Javier, Fermín, Iván y Francisco. Fotografía Javier Fernández Lozano

De Izquierda a derecha. Javier, Fermín, Iván y Francisco. Fotografía Javier Fernández Lozano

Una vez en las minas fue el momento del almuerzo para reponer fuerzas y seguir con atención las continuas explicaciones de Javier Fernández que alimentaban el conocimiento. Tras ello, comenzó el regreso hacia el punto de salida. Fue el momento más duro ya que el calor y las pocas sombras del camino aplacaban el ánimo de los caminantes en el camino de vuelta. Aun así, todos llegaron al final del trayecto para descubrir una pequeña gran sorpresa preparada por Javier Fernández Lozano. En Casayo esperaban a los visitantes Fermín, Fe y Amadeo, todos ellos vecinos y buenos conocedores de la mina, donde trabajaron en la década de los años 50. Los tres veteranos contaron también con el testimonio de Francisco Fernández Álvarez, trabajador de la mancomunidad, que con sus comentarios y explicaciones de cómo era la vida y el trabajo en este lugar puso el broche final a una jornada dura pero llena de emociones y interesantes explicaciones.

Participantes en la Excursión. Fotografía Rafael Presa Sastre

Participantes en la Excursión. Fotografía Rafael Presa Sastre

Tras esta gran experiencia, la organización creará un vídeo de la excursión y espera seguir preparando más eventos de este tipo para que los ciudadanos conozcan su territorio y sobre todo, el mundo rural como un entorno muy propicio para la creación de riqueza de una forma sostenible.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *