Foi ditu

La carretera LE 7311 que atraviesa el Ayuntamiento de Castrillo de Cabrera está considerada por Diputación como la peor de la provincia; y esto, a pesar del esfuerzo inútil que se lleva haciendo desde el Ayuntamiento durante los últimos 30 años, especialmente en los últimos 13 a través de constantes escritos e incluso intentando forzar un Convenio con la Junta, dado que Diputación no puede hacer frente a los 18 millones de euros presupuestados

Carretera cabreiresa en mala conservación

Por eso sorprende que en las noticias de prensa publicadas en los últimos meses,  referentes al estado de las carreteras,  no se incluya la LE 7311 dentro de las más peligrosas y en cambio sí que aparezcan elogios al buen estado de las vías de comunicación de Cabrera.

Es inevitable preguntarse el motivo por el que en una zona relativamente pequeña como Cabrera haya tanta diferencia en el estado de las carreteras dependiendo del Ayuntamiento que se transite.

«Foi ditu» fue escrito hace siete años basado en conversaciones reales, pero podía haber sido escrito ayer u hoy.

Soy consciente de que con esto no voy a conseguir que nuestra carretera entre dentro de los Planes Provinciales del 2016, como fue dicho (foi ditu) pero lo que sí pretendo es informar de una realidad que estamos sufriendo no solo los que vivimos en el Ayuntamiento de Castrillo, sino también los que llegan aquí por cuestiones de trabajo  o porque simplemente estén de paso.

 


 

– FOI DITU –

Outro, ya sal outro… ¡Pus a ver cumu fa!  ‘L  d’antias llibrouse purque nun s’atupóu cun naide peru este… A ver,  a ver cuandu chegue al testeiro que fa ¡Qué vay a facer!, dase de fucinus cunu que baxa d’arriba… ¡Llibrouse!  Pur poucu quedan estrillazáus na misma vuelta.

Estu yía pior que dir cun nu carro pur una breya de ganáu. Y así un día tras d’outro.

¡Cumu quedarán lus estógamos d’esus padres que mandan lus fiyos a l’ascuela tudicus lus días de Dios!  Y tamién cuitáus de lus que vienen a facer lus mandáus, lus médicos sin dir más lluenxe cuandu chegan iquí cayiéndusiyis l’alma al suelo. Pus siguro, siguro qu’ellus tamién tienen pagamentus ¿Y Pa quéi? Pus pa qu’outros lus marafundieyen… Y nun tien trazas de qu’estu  s’arregre.  No,  no.

You nun salgo d’iquí ¿Ónde voy a dir? Peru la xente cunta y lus papeles tamién,  qu’en Cabreira las carreteras están más que bien. You nun sei desde cuandu Castriello nun yía de Cabreira purque se no, estu nun hay quien diabros lu entienda.

Vay poucu que foi ditu qu’unas d’esas veces que venierun lus mandones axuntase cu nus de pur iquí, qu’unu dixu muy ufanu qu’hasta que nun teniéramus outro Alcalde nun ñus diban arregrar nada… ¡Desinvergüenzas,  cazuleiros,  tagayo de llambriones!  Esu bien se vei que yía de nun tener talentu. A ellus que más yis da.  De sobra yía sabíu qu’están todus lus días cu nu culo estambuiráu n’esus escañiles brandus que tienen nu trabayo esperandu “ ‘l venganós”. Bustroucos, ¡La puta que lus pariéu! Bonda que cuandu hay que dir pur fuercia a esus sitius véyinse illí sin muver ni tan siquiera un tasco tieniendu a la probe de la xente embelecada hasta qui yis da la gana.

¡Nin que se vengaran d’unu! Fulgazanes. Nun gastan lus ueyos, no.  Nun hay peligro.

Ños pensamus que,  cralu,  cumu nun si yis da nada… Lu qu’había que dayis yiera cu nun cantu na curueta pa qu’espabilaran ¡Nun t’amuela!

Esu sí,  cuandu chega ‘l tiempo de vutar nun tienen duelo d’ufrecer cousas que despuéis nunca chegan.

A ños solu ñus tienen pa pagamentus. Fártanse de falar d’igualdá ¿Igualdá pa quién? Esu nunca l’habíu y nun creu que l’haiga.

Se ya lu decían lus d’antias y ha chuvíu muéito desde entoncias.

You quel Alcande,  una vez que venieran,  facía que s’atuparan cun un demonión d’esus que salen de las llouxeiras berrandu bien chenus de llouxa y metíayis outro na traseira (on que fora de balde) que diban a cagase pu las patas abaxo. Peru, cralu, este nun lu fa ¡Qué vay a facer! Ya se vei qu’ quier dir pu lu dereito. Ya decían lus d’antias:  pa ser justicia hay qu’armar a llino y a llana.

Outro, ya baxa outro. Peme que yía ‘l carteiro. Igual da patacas que cachos…

Achigóu la gorra a la tiesta, llivantouse cumu pudu, fijáu a la cayada, miróu la piedra na que s’había sentáu y deixóu la selombra la icina encuyiénduse d’hombros y deciendu pa él solu:

– Nun sei peru… ser, foi ditu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *