La abuela centenaria de Truchillas

Este miércoles, Asunción Nogar cumplió un siglo de vida y lo celebró por todo lo alto junto a sus vecinos y familiares, con misa, tarta y hasta vermú y música de gaiteros

Un representante de la Junta Vecinal le hace enrega de un ramo de flores a la homenajeada. Foto: Sofía Cañal

El presidente de la Junta Vecinal le hace entrega de un ramo de flores a la homenajeada. Foto: Sofía Cañal

Cien años. Esa es la edad redonda que este miércoles cumplió la abuela centenaria de Truchillas. A las muchas cosas que ha visto y vivido a lo largo de su vida, Asunción Nogar suma desde ayer la multitudinaria celebración que tuvo en su localidad natal para conmemorar el cien aniversario de su nacimiento, allá por 1916. Sus familiares, vecinos y amigos, todos más jóvenes que ella, la han querido agasajar con una fiesta de cumpleaños diferente y especial, como la ocasión lo merece.

Este miércoles, la Junta Vecinal de la localidad y la Asociación Cultural de Truchillas invitaron a todos los vecinos a festejarlo junto a la ‘cumpleañera’ y a su familia, y prepararon para la ocasión un bonito festejo con dos tartas y amenizado con música de dos gaiteros locales. La cosa no quedó ahí, ya que se celebró una misa en su honor y, a continuación, la familia invitó a un vermú a todos los asistentes.

En ese momento, Asunción comenzó a recibir las felicitaciones, muchas en forma de tarjetas recibidas desde diferentes partes del mundo, así como varios detalles. Uno de ello fue una copia de su centenaria partida de nacimiento que le entregó en persona el alcalde de Truchas, Francisco Simón. Asunción no dejó de dar las gracias a todos y demostró salud de hierro para apagar las velas de tres cifras que adornaban las dos tartas de cumpleaños y hasta para marcarse una muiñeira con su vecino de toda la vida, Benjamín, 15 años más joven que ella. Con la emoción se olvidó quitarse el chaquetón y no pudo bailar bien del todo, poco después reconocía que «estuve a punto de salir otra vez, pero las piernas ya me duelen», indicó.

Francisco Simón, alcalde de Truchas, le entrega a Asunción Nogar una copia de su centenaria partida de nacimiento. Foto: Sofía Cañal.

Francisco Simón, alcalde de Truchas, le entrega a Asunción Nogar una copia de su centenaria partida de nacimiento. Foto: Sofía Cañal.

Desde el 13 de abril de 1916, que reza en la partida de nacimiento, ha llovido mucho y Asunción ha vivido un sinfín de hechos familiares e históricos. Nacida durante la Primera Guerra Mundial, Asunción vio en su decimoquinto cumpleaños cómo caía la monarquía de Alfonso XIII (14 de abril de 1931) y se proclamaba la Segunda República, o cómo estallaba la Guerra Civil Española en 1936. Sobrevivió a estos difíciles años y también a los duros años de la posguerra y a la guerrilla que se alargó durante años en Cabrera. Trabajó toda la vida en el campo, como muchos otros cabreireses, y tuvo que vivir el duro trago de enterrar a dos de sus hijos, que murieron por diferentes enfermedades, y a su marido que falleció en 1982.

Con menos sobresaltos que en su agitada juventud, Asunción Nogar vive ahora arropada por el cariño de dos de sus hijos y cuatro nietos, y también, como ha quedado demostrado por el de sus vecinos de Truchillas.

 

 

 

One thought on “La abuela centenaria de Truchillas”

  1. Juan Pablo says:

    Uno de mis recuerdos de infancia es ver llegar de la huerta a Asuncion, acompañada de su hijo Toribio, cargada de lechugas. Maravillosos veranos en Truchillas, en gran parte gracias a la nieta de esta señora que fué gran amiga de niñez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *