Entrevistamos a María Angustias Díaz Gómez, autora del poemario “La nostalgia de mi acento”

María Angustias Díaz Gómez

María Angustias Díaz Gómez

Hoy entrevistamos a María Angustias Díaz Gómez, natural de Las Vegas de Yeres, autora del poemario “La nostalgia de mi acento” y Catedrática de Derecho Mercantil en la Universidad de León, investigadora, autora de diversas publicaciones sobre temas referentes a su especialidad

“La nostalgia de mi acento” (editado por Eolas) es un libro de poemas que nos adentra, como su propio título indica, en la nostalgia, esa que se condensa en nuestro yo más íntimo, “cuando los recuerdos se resisten a reducirse a rescoldos y cenizas, y se reavivan en el alma”, apostilla ella, consciente de que, “en nuestro viaje inexorable hacia lo eterno, el corazón ralentiza su vuelo, mientras hacemos repaso de los días y aún  nos sentimos sujetos con los hilos del pasado, aquellos con que tejimos las horas más intensas”.

– Para empezar, ¿quién es María Angustias Díaz Gómez?

Una persona que no olvida sus raíces; a quien todavía sigue sorprendiendo la belleza del paisaje de la tierra que le vio nacer; alguien con una manera de ser, de sentir y vivir que, en buena parte, encuentran razón de ser en la vida allí vivida y en las gentes con las que ha ido recorriendo el camino. Es alguien que pone ilusión en lo que hace, que disfruta con su trabajo, muy unida a su familia y que se siente feliz dedicando tiempo a quienes quiere. Una persona a la que gusta meditar sobre la vida y sus circunstancias, que trata de comprender a los demás, no se rinde ante las dificultades y que está convencida de que la felicidad puede encontrarse en las  pequeñas cosas de cada día.

– ¿Podría resumirnos en que consiste “La nostalgia de mi acento”?

Es un buceo interior en ese mar de sentimientos experimentados en distintas etapas de la existencia.  Resuena en estos versos la nostalgia de las emociones y sensaciones vividas, que no me resisto a relegar al olvido. La vida es un cóctel de sentimientos variopintos que se entremezclan, muchas veces sin preaviso ni planificación, y que laten en el libro. Amor y desengaño; ilusión y desencanto; sueños que se cumplen y otros que se rompen; primaveras felices e inviernos grises; vida y muerte.

Esta mirada nostálgica a muchos pasajes de mi vida discurre en este libro a través de una serie de versos agrupados en tres partes que marcan el ritmo de la evolución interior: I) poemas del amanecer, II) poemas de la luz y el fuego y III) poemas del atardecer, el olvido y la ausencia.

– ¿Qué poema destacaría de su poemario?

Me resulta difícil decantarme por uno. Entre mis favoritos podría citar “Somos”, “Saber de ti”, “Añoranza”, “Todo eso somos”, “A ti mujer” y, por el recuerdo que concentra este poema, con el que preservamos su memoria del olvido, “Elegía a Raúl, en el sueño eterno”.

El retrato de la ausencia
son imágenes
de un pasado
que ansía ser presente,
de miradas
que quieren ser eternas,
de seres que se buscan
en las sombras,
de melodías tiernas
y néctar perfumado.

De todo lo que fuimos
el olvido es la nada,
es pasado inerte,
sin futuro
ni cita convenida,
es invierno
que no aguarda primavera,
es agenda vacía
y tiempo detenido,
es pasión apagada
y castillo en la arena.

(Poema “Añoranza”, contenido en el libro “La nostalgia de mi acento”, de María Angustias Díaz Gómez)

–  ¿Cómo surgió la idea de publicarlo?

En general, la decisión de publicar deriva de un complejo proceso interior en el que confluyen diversos factores. En mi caso, puedo destacar, entre ellos, por un lado, la influencia de personas muy cercanas, algunas de los cuales tienen en sus manos poemas dedicados por mí, y que me animaron a la publicación. Por otro, el impulso que en un momento dado uno siente de compartir sentimientos y emociones con los demás, que acaso les hagan revivir, a su modo, emociones propias.

– ¿Es su primera publicación como escritora?

A nivel profesional soy jurista y, como tal, soy autora de diversas obras de la parcela jurídica en la que soy especialista. Refiriéndonos al género literario lírico, sí efectivamente éste es mi primer libro de poemas.

Portada del libro "La nostalgia de mi acento"

Portada del libro “La nostalgia de mi acento”

– ¿Ha recibido algún tipo de ayuda de las administraciones cabreiresas o leonesas para poder publicarlo?

No, no la he recibido, pero para ser sincera he de decirle que en ningún momento se me ha ocurrido solicitarla. Pienso que las ayudas, aun siendo de agradecer cuando promueven la creación en cualquiera de sus manifestaciones, en tiempos difíciles, de crisis económica, deben atender en primer lugar a necesidades más primarias y perentorias.

– ¿Qué relación tiene el poemario con Cabrera?

En la Cabrera vi la luz primera. Viaja conmigo para siempre un cúmulo de emociones, olores, sabores, sensaciones y sentimientos muchos de ellos vividos en los primeros años de mi vida en esa tierra, junto a gentes que han influido sin duda en mi modo de  ser y de sentir. Somos lo que hemos vivido y los caminos recorridos. Mis padres proceden de allí, allí di mis primeros pasos y empecé a experimentar la vida y allí vuelvo para reencontrarme conmigo misma y con mis raíces.

– ¿Qué diferencias ve entre la Cabrera que visitó Ramón Carnicer a principios de los años 60 y la de ahora?

Muy diferente, desde luego. Los cambios que desde esa fecha han tenido lugar en la sociedad española han tenido especial incidencia en La Cabrera, a la que se había relegado a una penuria y abandono económico notables. Se han acondicionado carreteras, se han mejorado diversos servicios: sanitarios, de conducciones de agua, de luz, de comunicaciones, etc. Las explotaciones pizarreras generaron empleo y elevaron el nivel de vida de sus gentes, lo que redundó en el cambio de fisonomía de los pueblos. Con todo, ese desarrollo se ha saldado en algunas ocasiones con un deterioro paisajístico y una degradación ambiental nada desdeñable. Y las carreteras, a día de hoy precisan de nuevas inversiones, para hacer posible un traslado de sus gentes a los núcleos más importantes en menor tiempo y de forma más cómoda. Además, en los últimos tiempos, y como ocurre a nivel general, se aprecian los efectos de la disminución de la actividad económica, que ha llevado a una despoblación importante de sus pueblos.

– ¿Está de acuerdo con la visión de Cabrera que ofreció Carnicer en su polémico libro?

Bueno, lo primero que ha de subrayarse es que, desde la perspectiva literaria, se trata de un libro de viajes escrito con gran maestría, en el que el autor hace gala de una extraordinaria agudeza descriptiva a la hora de aproximarse al discurrir de la vida en La Cabrera y, especialmente, al adentrarse en las circunstancias de personajes, con nombres propios, de  esta tierra.

Lo segundo que conviene reseñar es que el relato y la descripción de personajes contenidas en el libro, deben situarse en un contexto histórico (1962) en el que las gentes de esta zona fueron víctimas de las precarias condiciones de vida, que les obligaban a una dura lucha diaria.

Lo tercero que ha de destacarse que los habitantes de este lugar, en modo alguno fueron responsables de aquellas condiciones económicas y culturales en que se desenvolvían. Antes bien, para ir a la raíz de las cosas, habría que preguntarse hasta qué punto las autoridades que entonces gobernaban y que debían velar por el desarrollo social de los pueblos no pudieron implicarse mucho más en conseguir, con más infraestructura y más medios, un mayor desarrollo y bienestar para esta zona. Los cabreireses  siempre han afrontado las dificultades, dando muestras de un coraje y tesón realmente admirables, manteniendo la ilusión y alegría de vivir hasta en las situaciones más duras, como la emigración.

Finalmente, creo que es de justicia reconocer a este libro el valor de difundir y dar a conocer las condiciones de vida que se vivían en ese momento en esta tierra, lo que probablemente sirvió de acicate para promover inversiones en infraestructuras y servicios por parte de la Administración en una Cabrera, hasta entonces bastante abandonada a su suerte.

– ¿Dónde o cómo podemos adquirir un ejemplar de “La nostalgia de mi acento”?

El libro en edición impresa puede adquirirse en la Librería Universitaria de León,  o bien puede encargarse y adquirirse en cualquier otra librería, incluidas las librerías on line.

Además de la edición impresa puede adquirirse  a través de la misma Librería Universitaria en versión eBook, pudiendo asimismo localizarse fácilmente y adquirirse dicha versión a través de Amazon.es.

– ¿Se atrevería a escribir algún poema en cabreirés?

Podría intentarlo, sí, aunque debo reconocerle que no lo hablo. Es cierto que he tenido oportunidad de escucharlo a algunos de mis convecinos que lo han hablado toda su vida. No obstante, he de reconocer que la proximidad de mi pueblo a Galicia ha hecho que allí se hablase más en gallego y en este idioma le reconozco  que sí me atrevo más.

– Últimamente están surgiendo varios escritores cabreireses ¿a qué cree que se debe?

Me alegro de ello. Habría que indagar en cada uno de estos escritores cuál ha sido la razón que les ha movido a escribir. Lo que sí es cierto es que las circunstancias que han vivido las gentes de La Cabrera, lejos de conducirles a una vida superficial, han hecho de ellos personas profundas y reflexivas, acostumbradas a hacerse un hueco en la vida con no pocas dificultades y dotadas de unas buenas dosis de sabiduría emocional que despliegan en todo lo que viven. Además, no hay que ignorar el factor coadyuvante que supone la existencia en estas tierras de un patrimonio cultural y unas tradiciones que favorecen la imaginación literaria. Las charlas nocturnas al calor de la lumbre en el invierno o las reuniones de vecinos para “tomar el fresco” de las noches de verano despertaron seguramente a más de uno la vocación literaria y constituyen un buen caldo de cultivo para alimentar buenas historias o material suficiente para elaborar versos muy sentidos y auténticos. Y a ello se añade que el propio paisaje de La Cabrera da para la ensoñación y para poner en marcha la fantasía literaria.

– ¿Alguna cosa más que destacar de esta aventura literaria?

Que me ha ilusionado reunir en este libro poemas que escribí en muy diversas etapas. Además es muy gratificante encontrarme con personas que me hacen partícipe de las emociones suscitadas con la lectura del libro o que me hacen saber que les has dado impulso para emprender su propio viaje interior hacia los sentimientos. Está complicidad de los lectores, y esa sensación que me procura la poesía de sentirme viva, de reconocerme  en el mundo, en mi pasado y en mi presente, de  permitirme volar sobre la anodina rutina, me anima a continuar escribiendo.

One thought on “Entrevistamos a María Angustias Díaz Gómez, autora del poemario “La nostalgia de mi acento””

  1. Pingback: “Un lugar de Cabrera de cuyo nombre no quiero acordarme” – El Cabreirés
  2. Trackback: “Un lugar de Cabrera de cuyo nombre no quiero acordarme” – El Cabreirés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *