La sequía hace mella en Cabrera

Rio Truchillas a su paso por Truchas

Las olas de calor y la falta de lluvia merman de forma notable el caudal de los ríos cabreireses

Aún con todo el mes de agosto por delante, las constantes olas de calor y la falta de lluvias y tormentas en Cabrera han mermado los caudales de los ríos cabreireses de forma sensible. El Cabrera, el Truchillas, el Eria, río Silván, río Pequeño… ya se encuentran en nivel “bajo”. La Confederación Hidrográfica Miño-Sil (CHMS) constituyó a primeros de año la Oficina Técnica de la Sequía y la mantiene en situación de prealerta después de la reunión mantenida este viernes pasado, según ha manifestado el presidente de la propia CHMS, Francisco Marín.

Marín, explicó a los medios, tras la reunión de la Oficina técnica de la sequía, que “la situación no ha empeorado como consecuencia de los 37 litros por metro cuadrado que han caído en el mes de junio”, por lo que mantienen el nivel acordado en enero de este año.

Las medidas propuestas son, entre otras, el ahorro de suministro en usos y destinos no prioritarios (riego de jardines, baldeo de calles), reducción de presión nocturna en redes urbanas y refuerzo de los controles del agua captada para el abastecimiento que, debido al escaso caudal, podría afectar a la calidad.

Y aunque el agua caída a mitad de mayo dió un pequeño respiro a la situación, nos encontramos que esta tesitura se repite los últimos años. Sin embargo, en esta ocasión un junio seco y con algunas lluvias, pero pocas, ha dado paso a un mes de julio marcado por las olas de calor en Cabrera y el registro de sólo 2 días de lluvia en la Comarca, lo que ha mermado el caudal de los ríos de forma notable.

Por otro lado, la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD), ante la situación de sequía que atraviesa la cuenca del Duero, ha tenido que adoptar medidas para el uso racional de los escasos recursos hídricos. En el Eria se estableció que todos los riegos con tomas directas de este río o de pozos ubicados en las zonas de policía se suspendieran cuando los caudales circulantes por la localidad de Truchas fueran inferiores a 100 litros por segundo. Este hecho no ha empezado a ocurri de momento ya que por este rió circula un caudald e 500 litros por segundo, pero Confederación ya comunicó al ayuntamiento de Truchas esta situación de restricciones en cuanto llegase al caudal mínimo establecido por esta administración.

Situación de los ríos cabreireses

Este diario ha contactado con varias vecinos de los pueblos del cauce del río Cabrera y manifiestan que “el río viene bajo de caudal” y temen por el nivel bajo del mismo. Confederación hidrográfica Miño-Sil apunta a un caudal bajo del río Cabrera, aunque no está monitorizado. El río Silván está en una situación similar.

El río Eria si está monitorizado en la localidad de Morla, en la vecina comarca de Valdería. En el momento de realizar esta noticia, el nivel del río era de 0,55 m, situado el nivel mínimo de este mes en 0,53 m. El caudal actual es de 0,67 m3/s y un mínimo a lo largo de este último mes de 0,61 m3/s. Teniendo en cuenta que el caudal medio mínimo al año es de 1,36 m3/s, nos encontramos en una situación bastante alarmante ya que el nivel medio del mes de julio se sitúa en 1,46 m3/s. El resto de afluentes del Eria están en una situación similar aunque no estén monitorizados.

Caudal del Rió Eria estos últimos meses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *