La subida salarial, principal escollo en la negociación del convenio de la pizarra

Mientras la patronal plantea una subida de los sueldos del 0,65% hasta 2018, los trabajadores reclaman un incremento del 4,5 %

Cantera de La Baña. Foto: S. Fernández

Cantera de La Baña. Foto: S. Fernández

La negociación del convenio de la Pizarra, que afecta a cerca de 2.500 trabajadores en las explotaciones pizarreras de Cabrera y El Bierzo, da pasos hacia su aprobación, aunque a ritmo lento. La subida salarial constituye, de momento, en el principal escollo para su aprobación definitiva. En este sentido, la patronal abandonó su postura inmovilista de la congelación salarial planteada para los próximos tres años para proponer una subida del 0,65% hasta el 2018, a razón del 0,15 en 2016, 0,25 en 2017 y 0,25 en 2018. Los trabajadores también rebajaron sus aspiraciones iniciales y reclamaron un incremento salarial en el 4,5% hasta 2018, con subidas del 1 % en 2016, 1,5 % en 2017 y 2 % en 2018.

La última reunión para la negociación del convenio dio sus frutos y ambas partes avanzaron hacia un acuerdo, ya que lograron cerrar algunos de los puntos en los que se han centrado las negociaciones. El primer acuerdo cerrado es el de los seguros. Tanto los representantes de los empresarios como los de los trabajadores acordaron eliminar el seguro por incapacidad parcial a cambio de incrementar considerablemente las cuantías de las indemnizaciones por invalidez o fallecimiento, que han pasado de los 28.000 y 37.000 euros respectivamente a los 45.000 euros en el nuevo convenio que está por aprobarse.

A pesar del acercamiento entre empresarios y trabajadores, las posturas todavía están distantes. Otro de los puntos en el que de momento no hay acuerdo es en el de las jornadas laborales. Mientras los sindicatos pretenden que los días 24 y 31 de diciembre sean considerados festivos y no recuperables, la patronal ha dado un no rotundo como respuesta.

Los empresarios, además, han propuesto la eliminación de la cláusula de revisión salarial en caso de desviación del IPC, sin embargo, los representantes de los trabajadores señalaron que «podemos dejarla en suspensión, pues es cierto que en los últimos años ha sido negativa, pero no vamos a permitir que desaparezca».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *