Las campanadas d’un reloxeiru d’Iruela

“Losada es un gran mecánico que alcanzó inmenso renombre, y, no obstante, vale el hombre más que su reputación. Aunque seco, cejijunto y algo brusco en sus modales, leal entre los leales, tiene de oro el corazón” José Zorrilla

10308731_755021631211527_6044009854652408341_n

Reloxeiru Losada en 1862. Foto: Antoine Claudet.

El reloxeiru Losada yía sin duda unu de los personaxes cabreireses más cuñocíu tanto na sua Cabreira ñatal cumo en Madrid, ciudá a la que donóu unu de los relós que más simbolismu tien na Ñueitevieya española, el reló de la Puerta del Sol, qu’esti ñuevu añu 2016 que principiamos cumpre’l sou 150 aniversariu. Losada yía’l célebre personaxe cabreirés que güei queremos recordare.

 

La xenealoxía

José Rodriguez Conejero yía’l ñome cuno qu’aparez rexistrada la ñacencia del ñuesu reloxeiru a fecha del 8 de mayu de 1797 nos rexistros sacramentales del archivu de la igresia parroquial d’Iruela, el puebru cabreirés que d’aqueilla pertenecía a l’antigua xurisdicción de Quintaniella de Llouxada. Pur embargu, l’apellíu Losada, pul qu’ía cuñocíu’l reloxeiru y cuno que robrará las suas obras de reloxería, nun figura nos llibros parroquiales d’Iruela sinóu cuno únicu patronímicu de Rodríguez. Yía gracias a un tiéu paternu de José que solicita la credencial de fidalguía del apellíu Losada, documentada cun un espediente no qu’aparecen tódolos sous antepasaos ñomaos cun esi xentiliciu hasta 1720, y que fa que se resuelva al sou favor la execución de fidalguía’l 27 de xañeiru de 1805 na sua residencia de Cerecinos (Zamora), cumo se puede comprobar na documentación del Archivo de la Real Chancillería de Valladolid onde yá sí, gracias a la sua solicitú, vien cuno ñome del ti Marcelo Rodríguez de Losada.

 

L’afuxida d’Iruela

La bibliografía de José Rodríguez Losada está chena de buecos vacíos que n’oucasiones parecen ser narraciones orales cercanas al cuentu. En Cabreria cúntase que de rapá José Rodríguez Losada yiera un probe pastor d’ouveyas y vacas que llevando’l ganáu pul monte tovo que marchar d’Iruela pur miedu a las represalias del dueñu, yá que se-ye morriéu un xatín pul ataque d’un llobu. Cuntan los historiadores qu’escapóu a Senabria, onde contraxo la viruela, onque despuéis sanóu. Más tarde la vida llevóulu hasta Portugal, Estremadura y Madrid, onde se creye deprendiéu las suas habilidades cumo mecánicu reloxeiru.

 

L’amistá cun José Zorrilla

Jzorrilla

El poeta José Zorrilla

Nun se sabe esactamente los motivos que llevoron al futuru reloxeiru a treslladase a Reinu Uníu, pero según rellatóu’l poeta José Zorrilla, el reloxeiru foi protagonista d’un incidente no mes de sanmiyiel de 1828 xunto cuno sou propiu padre, don José Zorrilla y Caballero, Subdelegáu Principal de la Policía madrilaña, quien persiguiéu a Losada pulas suas ideyas lliberales y revolucionarias. Losada punxo-ye una trampa y el policía Zorrilla estovo secuestráu una ñueite enteira, momentu qu’aproveitóu pa escapar a caballu y cruciar pa la raya francesa. De las suas andanzas francesas piérdese la pista y tamién de la sua chegada a Inglaterra, onque se creye foi en 1830.

La sua relación cun Zorrilla yía bien cuñocida, y pese al telar que pasóu cuno sou proxenitore, parez ser qu’houbo una gran amistá entre dambos. El poeta escrebiéu décadas despuéis un llargu poema de casi 3000 versos agradecíu pula ayuda económica que Losada, siendo ésti yá un reputáu reloxeiru, ye dióu en Londres cuando’l poeta pasaba pur graves probremas de falta de dineiru.

 

El Losada británicu

Pouco se sabe de las suas vivencias durante los sous primeiros años en tierras inglesas. Las crónicas de la época falan d’él cuando yá yiera un recuñocíu reloxeiru británicu, onque parez craru que la sua maña cumo mecánicu y profesional reloxeiru tovo de deprendela años antias na península. Sin embargu’l negociu que-ye dióu ñome nun foi pa él hasta morrer el patrón que-ye daba trabayu, y hasta que casóu no añu 1838 cuna fiya ou viuda del patrón, Ana Hamilton Sinclair (nun queda craru’l parentescu, pero sí qu’eilla yiera diez años mayor que’l reloxeiru cabreirés). D’esi xeitu consiguiéu Losada la propiedá del establecimientu londinese. Asitiáu no númaru 105  de Regent Street, al pía de Piccadilly Circus, la trestienda de la sua reloxería convirtiéuse na see de la “tertulia de habla española” a la que diban personalidades de la política y la cultura ibérica y hispanoamericana cumo Canga Argüelles, Alcalá Galiano, l’arxentinu Rosas, el carlista Cabrera, Prim, el duque de Montpensier y el mesmu poeta Zorrilla.

Yía en 1853 cuando Losada consigue definitivamente la ñacionalidá británica, y pa esa época los sous cronómetros yá gociaban d’un importante prestixu.

 

Profeta na sua tierra

Cronómetro_marino_J_R_Losada

Cronómetru marinu. Foto: Ángel Luis Alfaro.

Tres años despuéis el Ministerio de Marina d’España concedía-ye’l títulu honorariu de reloxeiru y cronometrista de la Marina de Guerra española. Una serie d’honores que se complementoron cuna Cruz de la Orden de Carlos III, concedida en 1854, y la encomienda de la d’Isabel la Católica en 1859, dambas condecoraciones recibídas pur parte d’Isabel II d’España.

No añu 1857 recibe unu de los sous primeiros encargos pa la Marina, que va constar de 15 cronómetros. Cumo agradecimientu a España y a l’Armada, no añu 1859 agasayóu al Observatorio de Marina de San Fernando, en Cádiz, cun un gran reló de péndulu que s’instalóu eillí y qu’on güei puede almirase no Colegio Naval. Foi una prolífica relación cuna Armada española que durante los años 1860 y 1864 chegóu a adquirir pur concursu una respetable cifra de 38 cronómetros, que yieran tan fiables qu’apenas chegaban a retrasar mediu segundu mensual.

Nos sous talleres fabricóronse numarosos relós de tódalas crases, máquinas a las que se-yes aplicaban las meyores técnicas del momentu, asina cumo meyoras qu’el mesmu Losada inventara. Paga la pena recordar la merecida medaya qu’el cabreirés recibiéu na Esposición Internacional del añu 1862 celebrada no Crystal Palace de Londres onde presentóu una colección de cronómetros, y de relós astronómicos y de torre.

Outra de las maraviyas diseñadas pur Losada puede almirase no Muséu Naval de Madrid. Trátase d’un cronómetru de faltriqueira, una preciosa xoya de reloxería rematada cun artísticas tapas, y cadena y chave de cuerda en forma de bocina d’ouru. Esta pieza foi apurrida al Almirante Méndez Núñez, héroe de Callao, en conmemoración del 2 de mayu de 1866.

Las piezas feitas pur Losada son bien numarosas, y cúntanse mueitos exemplares de relós de faltriqueira que son muei deseyaos entre coleccionistas y particulares. Entre los relós más chamadeiros del mayestru cabreirés podemos destacar los siguientes: El reló del antiguu Ministerio de Fomento de Madrid, el de la Catedral de Málaga, el reló-farola de Xerez, el de la Catedral de Caracas, ou’l de la igresia de Santa Cruz na caleya d’Atocha de Madrid.

 

El sou reló más cuñocíu

reloj sol

Reló de la Puerta del Sol. Foto: Carlos Delgado

Yía sin duda’l reló que más trescendencia tovo y el que cada ñueitevieya da las campanadas de fin de añu dende’l Km cero de la madrilaña praza de La Puerta del Sol, na torre del edificiu de la gobernación. Yía un reló que Losada donóu al puebru español n’agradecimientu pur tódolos honores recibíos.

Esti reló tien una maquinaria cun unas mididas de 172,5 x 43 x 30 cm. Está construyíu en bronce cun piñones d’aceru, yía d’escape y péndulu de tres cuerdas pur cable cun tres pesas que se mueven a mano, cun manivela y rueda d’acople. Onque na actualidá tien cuatro esferas, nún principiu fueron tres y allumábanse de ñueite utilizando quinqués d’aceite. Lo más chamadeiru, sin duda, yía la sua característica bola de chapa de latón doráu que baxa de xeitu manual. Las suas horas y cuartos márcanse pur tres campanas que llevan grabáu’l ñome de José Rodríguez de Losada, y el de la compañía londinense, Mears & Stainbank Founders, xunto cun una dedicatoria a la villa de Madrid datada no añu 1865. On asina, nun yía hasta’l 19 de ñuviembre de 1866 cuando s’estrena y inaugura esti reló regaláu a Madrid pul reloxeiru cabreirés.

 

La llienda cabreiresa

Iruela

Monumentu a Losada en Iruela. Foto: Valentín Enrique

La fama d’esti reloxeiru trespasóu fronteiras chegando inclusive a abrir sucursales n’Europa, América llatina y Filipinas. Dizse tamién entre dalgunos historiadores que Losada pudo ser l’encargáu de terminar el famosu reló londinense del Big Ben, yá que’l reloxeiru encargáu de la sua construcción, Edward John Dent, morriéu antias de ver rematada la sua obra. Pulo que bien pudo collaborar Losada na terminación d’aquel trabayu, pur cuenta de la gran reputación que tenía nesa época.

Despuéis de la muerte de Losada, que morriéu un 6 de marciu de 1870 na sua casa de Londres, el sou legáu recayiéu n’unu de los sous sobrinos, Miguel del Riego Rodríguez quien siguiéu cuno negociu, onque la empresa pasaría despuéis al antiguu empreáu de Losada, David  Glasgow y despuéis al capitalista R. T. Willis, cesando la esportación de los relós “Losada” posiblemente en 1905.

Antias de morrer volviéu varias veces a España, y n’unu d’esos viaxes visitóu pur última vez Iruela, la sua aldeya cabreiresa d’orixen, a la que donóu pa la sua igresia’l retabru, l’altar y varias roupas pa poder celebrar el cultu. Pulo que se diz esti nun foi l’únicu regalu que’l reloxeiru quixo facer al sou puebru, pus dicen que mandóu unviar un reló de torre dende Londres que chegóu sin problemas hasta las dependencias ferroviarias d’Estorga. Pero pulo que cuntan, la falta d’unas buenas comunicaciones entre Estorga y Iruela, y de las perras qu’el sou treslláu suponía, fizo qu’aquel reló aparcáu durante mueito tiempu nún almacén d’esa estación de tren sin que naide lu reclamara, toviera que salir a subasta y quedara definitivamente instaláu nuna torre de la pobración maragata de Santiago Millas.

Seya verdá ou nou esta hestoria, la verdá yía que al cabu de cada añu que pasa somos mueitos los cabreireses que nun queremos deixar no olvidu a esti singular cabreirés, y entrugámonos se pal próximu añu qu’entra, no que se va celebrar el 150 aniversariu del reló de la Puerta del Sol, ¿apoyará la ñueva alcaldesa madrilaña, Manuela Carmena, un pidimientu pur que José Rodríguez Losada tenga la sua propia caleya ou una estatua na capital del país?, se usté piensa que sí pinche eiqui pa robrar la petición en Change.org.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *