Los municipios cabreireses afectados por el incendio pedirán la declaración de zona catastrófica tras el devastador incendio

El Carbayal tras el incendio. Foto: Elcabreires.com

La Junta respaldará la petición según el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, que se lo ha comunicado a los alcaldes y pedáneos de la comarca afectados por el incendio durante la reunión mantenida este miércoles en el Ayuntamiento de Encinedo.

A las 12 de la mañana, los alcaldes de Truchas y Encinedo, y las respectivas pedanías de ambos municipios afectadas por el devastador incendio que asoló cabrera la ultima quincena de agosto, se reunían con el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta, Juan Carlos Suárez-Quiñones, para evaluar los daños provocados por las llamas.

A falta del balance oficial de la Junta de Castilla y León del área afectada por el incendio originado en Encinedo el pasado lunes 21, las primeras imágenes vía satélite, tomadas por Deimos, de la zona muestran una superficie quemada de 10.022 hectáreas, según recoge un informe de @eforestal. El municipio más afectado por el que ya se considera como el incendio forestal más grave del año en España, es Encinedo, que ha perdido 6.731 hectáreas, el 34,47% de su superficie. Le sigue Truchas con 3.045 hectáreas afectadas, el 10,09% del total, y Castrillo de Cabrera, con 245 hectáreas, un 2,11% de su territorio.

La reunión arrancó con mal pie ya que se presentó en la misma el presidente de Montañas del Teleno, Ramiro Arredondas, con el que el consejero mantuvo un rifirafe ya que no estaba invitado a la reunión. Ambos se echaron en cara la carta abierta que el exalcalde de Encinedo había enviado a los medios. Tras ese incidente, el resto de pedáneos y alcaldes expusieron los daños sufridos en cada población. Los alcaldes de Encinedo y Truchas, José Manuel Moro y Francisco Simón, hicieron un balance de la extinción del incendio y sus consecuencias en una reunión a la que han asistido también el delegado de la Junta, Guillermo García, y los jefes de Servicio de Fomento y Medio Ambiente de la Junta en León y en el que se ha trasladado los problemas surgidos tras el incendio.

El municipio de Encinedo, donde se originó el incendio, es el que más problemas tiene de suministro de agua potable en la práctica totalidad de sus pedanías, además de no contar con señal de televisión, internet y señal de telefonía móvil que las compañías quieren reestablecer lo antes posible.

Los problemas de suministro de agua potable que tambien afectan a otras localidades del municipio de Truchas, Castrocontrigo e incluso Sanabria, son consecuencia de las lluvias registradas el domindo posterior al incendio, provocó el arrastre de tierra, cenizas y lodo por todos los rios contaminando acuiferos y dejando sin suministro a muchas localidades, que se ven impotentes ante tales consecuencias. Los dos municipios afectados, han solicitado ayuda a Diputación la que ya ha suministrado desde el pasado lunes un total de 13.680 litros de agua envasada, con el objetivo de paliar los efectos de las cenizas sobre el agua potable. Así, el lunes y el martes la Diputación ha abastecido al Ayuntamiento de Encinedo con 8.640 litros, que se han repartido entre las localidades de Encinedo, Losadilla, Robledo de Losada, Forna y Quintanilla de Losada.

Por otro lado, ayer martes se comenzó a repartir agua en botellas al Ayuntamiento de Truchas, que ha recibido 1.440 litros, que se suman a los 3.600 litros que se han llevado durante la mañana de hoy a Castrocontrigo. El alcalde, Olivio Campo, ha explicado que desde el Ayuntamiento se tuvo que proceder el martes a cortar el agua para abasteciendo potable, dado que la alta concentración de residuos en el agua tras el incendio está haciendo que los sistemas de filtrado y depuración no la puedan potabilizar. Una de las propuestas que surgieron en la reunión fue la construcción de diques en barrancos y arrollos que llevan agua al rio para evitar en caso de otro incendio que se produzca el arrastre de tierras.

El alcalde de Truchas, Francisco Simón, afirmo que “se realizarán los oportunos informes para solicitar las ayudas que para paliar estas catástrofes articulan las distintas administraciones”. Fuentes del ayuntamiento  e Truchas han confirmado a este periódico que ya tienen avanzada la documentación para solicitar la zona catastrófica. Simón añadió que “la petición para la declaración de zona catastrófica tiene que ser solicitada por los ayuntamientos afectados, entre los que también se hallaría Castrillo de la Cabrera, para lo que tendremos un mes para solicitarla una vez se dé oficialmente extinguido el incendio”. También ha destacado la buena predisposición de la Junta para apoyar esta petición cuya competencia corresponde al Gobierno central.

La reunión finalizó emplazando a otra dentro de dos meses donde ya se conocerán todos los datos del incendio, la evaluación de los daños y donde comenzaran a plantearse programas de reforestación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *