Pozos se prepara para rendir culto a ‘Santo Ciomo’

Este domingo se celebra en este pueblo de Cabrera Alta la tradicional romería del Santo Ecce Homo, sobre el que pesa la fama de ser «el más milagroso» de la comarca y los alrededores

Ecce Homo de Pozos.

Ecce Homo de Pozos.

Su fama de ser «el más milagroso» atrae a cientos de devotos a la celebración de su festividad de mayo y también en la repetición de agosto. Se trata del Ecce Homo de Pozos, conocido popularmente en toda la comarca como ‘Santo Ciomo’. Como cada principio de mayo, la localidad de Pozos se prepara para que el primer domingo de este mes se convierta en un hervidero de gente. Su habitual quietud se transforma en bullicio, y en un ir y venir de personas convocadas por el día en el que se celebra la fiesta de este Santo Cristo.

El santuario es la propia iglesia parroquial; un edificio que ha evolucionado y que cuenta con restos de distintas épocas pero cuyos orígenes románicos son patentes en la portada y en las columnas separadoras de las 3 naves interiores. Este año, habrá dos misas, a las 11 y a las 13 horas. Como es habitual, desde el templo parroquial saldrá la procesión sólo con la virgen, ya que la imagen del Ecce Homo sedente no se puede mover. Sin embargo, la imagen del Cristo es el centro de la romería. Pasar al camarín para besar al Santo Cristo es uno de los rituales más repetidos de la jornada. La fama de milagroso hace que muchos fieles lleguen a abrazar la imagen del Cristo o a acariciar una parte de la escultura, la misma que el devoto desea sanar de su cuerpo. El ritual manda que al mismo tiempo se debe pasar sobre sus hombros una prenda de uso cotidiano como una pañuelo, el reloj, medallas… algo que se impregne con los poderes salutíferos que de la imagen emanan y que acompañe durante el día a día al devoto.

Ecce Homo de Pozos.

Ecce Homo de Pozos.

También hay fieles que piden por familiares o amigos y ofrecen al santo el peso del enfermo en cera u otras ofrendas de las que poco se saben por quedar en la privacidad entre el devoto y el propio santo. También es un día de donativos, en ocasiones generosos hasta límites de asombro. En la cita dominical de Pozos es habitual la música, en la mayoría de las ocasiones de gaiteiros de los pueblos cercanos, aunque para esta ocasión será la Banda Sartaina venida desde Maragatos. Música que contrasta con el silencio de los fervorosos creyentes cuyo polo de atracción es la figura barroca del Ecce Homo, o lo que es lo mismo, Jesús tras la flagelación.

Si impresiona la figura barroca y el templo de Pozos en pleno fervor religioso, asombra más aún el imponente lugar donde se asiente este bello pueblo cabreirés. Casi desde cualquier punto de la localidad son todavía apreciables los colosales trabajos mineros romanos realizados para extraer oro a partir de filones cuarcíticos de la zona, dejando su huella en trincheras, minas y pozos que, con casi total seguridad, han dado nombre a esta cautivadora población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *