Un certamen de arqueología premia a una fotografía aérea tomada sobre una mina de oro romana de la Valdería

El pasado mes de noviembre la Asociación Científico-Cultural Zamora Protohistórica otorgó el tercer premio del IV Concurso de Fotografía Arqueológica al geólogo Javier Fernández Lozano por una fotografía realizada gracias a un dron sobre unas antiguas explotaciones auríferas romanas del valle del Eria

oro

Imagen ganadora del certamen fotográfico

El premio se entregó en Valladolid durante las quintas Jornadas de Jóvenes Investigadores del valle del Duero, que tuvieron lugar entre el 12 y el 14 de noviembre. Este congreso tiene la finalidad de poder hacer visibles los avances y trabajos realizados por jóvenes investigadores en el ámbito arqueológico de la comunidad autónoma de Castilla y León. En este sentido, Fernández Lozano añade que el premio del concurso fotográfico “va encaminado a premiar la fotografía que mejor refleje los valores del patrimonio arqueológico de toda la cuenca del Duero, su preservación y su relevancia para el conocimiento científico e histórico”.

La imagen ganadora de ese tercer premio muestra, a vista de pájaro, parte de las labores que los romanos ejecutaron para extraer oro en la vecina comarca de la Valdería, a las que Fernández Lozano define como un “trabajo de gigantes”, del que es destacable “la forma meticulosa con la que lo hicieron, creando, con cierta forma artística, estructuras geométricas de gran belleza”. Se trata según el geólogo, de “uno de los mejores ejemplos preservados de minas de oro romano a cielo abierto de cuantos existen y uno de los puntos que más claramente permiten entender las relaciones espacio temporales existentes entre las minas situadas en los valles y aquellas que se presentan en zonas más montañosas”.

Esta fotografía es el resultado de un intenso trabajo de cartografiado en el que mediante la utilización de drones se ha radiografiado, casi literalmente, todo el valle del Eria. El sistema utilizado para la obtención de datos es el conocido como LiDAR, que aerotransportado mediante drones es capaz de obtener los datos tanto de posición como de elevación de los elementos del terreno gracias a la medición de la distancia generada a partir del reflejo del haz de luz que un emisor, equipado con GPS, emite contra el terreno. Asimismo, el investigador ha añadido que, próximamente, se publicarán sus resultados en una revista internacional, en la que mostrarán “imágenes tridimensionales, de alta resolución, que permiten al usuario mover las imágenes 360 grados en cualquier dirección, algo especialmente útil en zonas de difícil acceso, donde las condiciones orográficas y la vegetación imposibilitan el acceso al público”.

Este proyecto se enmarca, como este periódico ya adelantó a mediados del mes de agosto, dentro de un plan de desarrollo socioeconómico que bajo la idea de la creación de un geoparque europeo, supondría un importante atractivo turístico para poder preservar y poner en valor la geología y los ricos restos arqueológicos de esta parte del suroeste leonés. En palabras de Fernández Lozano, “el galardón supone un reconocimiento al trabajo que venimos realizando desde hace varios años para sacar a la luz algunos de los afloramientos más impactantes de la minería aurífera romana en León, puesto que desde la Universidad de Salamanca hemos querido dar a conocer el rico y vasto patrimonio de Cabrera y Valdería. Un trabajo que ha servido para ofrecer nuevos puntos de vista en torno a esta minería y contribuir a su conocimiento y divulgación, de forma que repercuta en el beneficio de los pueblos de cara a fomentar el turismo rural en la zona”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *