Romería de la Virgen del Valle 2017

La que es considerada como la patrona de la pizarrra y de los pizarreros, volverá a acoger alrededor de su santuario de Llamas a la popular romería que en su honor se ofrece cada primer domingo después de Pascua

Cartel de la romería

En el corazón de Cabrera, en un lugar situado entre Llamas y Odoyo, se encuentra la humilde ermita de la Virgen del Valle en la vega del regato de Ulleiros, un riachuelo que metafóricamente le besa los pies. Lugar desde donde pueden contemplarse las profundidades del valle de Silván y las cumbres aún nevadas de Peña Trevinca.

Este lugar, donde se cruzan los ríos Cabrera y Silván, fue cristianizado por los primeros monjes y ermitaños de la Tebaida berciana, que a partir del siglo IV levantaron sus iglesias y ermitas en los lugares donde antes existiera el culto a los dioses romanos o ástures, como son por ejemplo los casos de La Guiana, Santa Elena, Virgen del Castro o la Virgen del Valle. Los vestigios de esta presencia romana son muy evidentes, y más cuando por encima de la ermita puede contemplarse con mucha claridad uno de los trazados de canales romanos mejor conservados de Cabrera.

Para este domingo se espera a más de mil personas venidas desde toda la comarca cabreiresa, del Bierzo y de Valdeorras, que ocuparán los prados que se encuentran al pie de esta sencilla ermita, donde podrán comer y pasar el día. Este lugar va a ser el escenario de la popular romería, referencia de toda Cabrera, donde este año se volverá a repetir la tradicional procesión que desde la ermita va a llevar a la virgen, cubierta por su manto, al encuentro de la Virgen de Biforcos, la de Llamas y la Inmaculada de Pombriego hasta la Cruz de Piedra, momento de gran respeto donde se van a bendecir los campos y también se va a cantar la Salve.

Después, la tradición manda que todas las imágenes juntas se dirijan hacia la ermita, con el pendón púrpura por delante de la procesión, y los músicos finalizando la comitiva, que este año contará nuevamente con el grupo de gaitas y danzas Aires de Cabrera, de Pombriego. Al llegar a la ermita es costumbre arrodillarse alrededor para realizar un rito secular en el que las andas de las vírgenes pasan sobre los peregrinos mientras se canta el himno de la Virgen del Valle:

“Virgen del Valle querida,

paloma entre las praderas,

amparo del caminante,

radiante sol de Cabrera.”

La romería sigue con la homilía en la que se recuerda el glorioso descubrimiento de la imagen en una peña, junto al regato que baja desde el pico Cruz Mayor. Después, se da las gracias a la patrona de Cabrera Baja por la nueva riqueza que en estos tiempos sale de nuestros montes: la pizarra. Es por eso que esta querida virgen es considerada también patrona de la pizarra y de todas las personas que en la actualidad trabajan en este sector clave de la industria cabreiresa.

Programa de la romería

  • 11,00 h. Misa por todos los cofrades.
  • 11,45 h. Procesión desde la ermita al encuentro de la Cruz de Piedra, de la Virgen de Biforcos, Ntra. Sra. Inmaculada de Pombriego y la de Llamas. Amenizado con el grupo de gaitas y danzas Aires de Cabrera.
  • 13,00 h. Misa Mayor.
  • 14,00 h. Baile vermouth con el “Trío Tribal”.
  • 16,00 a 20,00 h. Baile de tarde con el “Trío Tribal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *