Ruta del mes de agosto: La Cuesta – Cunas – Manzaneda

Salida por un bosque de carbayas desde La Cuesta

Salida por un bosque de carbayas desde La Cuesta

Reproducimos aquí la ruta que el televisivo Jesús Calleja realizó este verano en bicicleta a través de las localidades de La Cuesta, Cunas y Manzaneda. Una ruta que siempre se usó como comunicación entre los pueblos en vez de la actual carretera y que descubre alguna que otra sorpresa

Tipo de ruta: a pie
Tiempo de duración: 2 horas y 15 min.
Distancia: 9 kilómetros
Época recomendada: Todo el año si la climatología lo permite.
Sendero: LOCAL (menos de 10 Km.)

Situación y acceso:

Accedemos por la carretera C-622 desde La Bañeza a Castrocontrigo y allí tomamos la carretera secundaria de la red provincia que conduce a la comarca de La Cabrera. Al llegar al pueblo de Truchas cruzamos su casco urbano hasta llegar al primer cruce donde giramos hacia la derecha. Atravesaremos el río Eria y llegamos a un segundo cruce desde donde parte una carretera a mano izquierda que conduce a la localidad de La Cuesta.

Arroyo del Valle en La Cuesta

Arroyo del Valle en La Cuesta

Interés:

En el entorno de la Sierra del Teleno los fenómenos glaciares han dejado huellas únicas en parajes de interés ecológico, paisajístico y didáctico. Circos, lagunas y valles en forma de artesa junto con otros pequeños fenómenos morfológicos (rocas aborregadas, morrenas,…). También el interés geológico se pone de manifiesto en esta ruta ya que muestra una explotación pizarrera. Un supuesto dolmen dejaremos a nuestra izquierda a lo largo del camino para pasar entre castros, uno de ellos donde se encuentra el altar de la antigüedad más alto de la provincia.

Itinerario

Itinerario

Itinerario:

Tramo I

Dejando la antigua escuela de la cuesta (1.185 m) a nuestra izquierda, iniciamos la andadura hacia Saliente por un camino horizontal, entre pajares ruinosos; a ambos lados dejamos tierras que en otros tiempos fueron de labranza. Dejamos el castro romano del Xixeu de La Cuesta a mano izquierda, castro metalurgico donde ubicó su residencia el procurator metallorum. Cruzamos los arroyos del Valle y de Valdeconejo que ya pertenece a Cunas y que en su curso alto vemos la escombrera de una explotación pizarrera. Al elevarnos del último valle encontramos una pista que sube a la cantera; descendemos por ella, y algo más abajo se le junta por nuestra derecha otro camino que viene de un gran montón de tierra que extrajeron en busca de pizarra; pronto cruza el reguero de Llama Redonda, quedando el Mato por encima de nosotros, y a poco de dar vista a Cunas sale a la izquierda de la pista el antiguo camino de trazado recto y que nos pone en la carretera por debajo de un huerto con frutales y muro de piedra; estamos a 200 metros del pueblo.

Para acceder a Quintanilla de Yuso desde Cunas, en las casas más bajas de este, se toma un camino hacia el oriente; en la primera desviación a la derecha nos orientamos hacia el Sur, pasando por Rebediel, Peñas Las Mayas, La Veiga y el puente de Quintanilla.

Tramo II

Nuestros pasos se dirigen a Manzaneda y saldremos de Cunas por un camino que, por debajo del templo parroquial y frente a una fuente, arranca rumbo a Saliente para atravesar Los Valles: Fiyuelo, El Valle y Brimeo. Por encima de la loma que separa los dos últimos y por debajo del pinar Vencino afloran unas rocas; allí se asentó el castro de Cunas y que hoy se llama Castriello.

Dolmén

Dolmén

Pronto llegamos a La Marra (hito), donde se juntan los terrenos de Cunas, Quintanilla de Yuso, Villar del Monte y Manzaneda y que vemos por encima del camino. El término de Cunas y en de Quintanilla queda a nuestra espalda, el de Villar – El Melón – a nuestra derecha y el de Manzaneda – Llama de Liés – a nuestra izquierda. Es en este lugar donde a mano izquierda nos encontramos el dolmen descrito en el libro de Sergio Carracedo, “Quintanilla, de la prehistoria a la actualidad”. Por el paraje de Pedroucos subimos suavemente hacia el Sardonal (encinar), pasamos por la pradera de Llamasdacil y salimos por una brecha, entre dos peñas, – El Bocal -, con terreno arcilloso a nuestros pies y Peña Canales enfrente; iniciamos el descenso dejando 3 grandes encinas a nuestra derecha y ya en el fondo del valle del Couso pasamos por encima de un prado con cerca de piedras e hilera de chopos, y seguimos el camino por su orilla izquierda salvando la loma que se baja por Candaneo (aquí el camino se llama El Cañal) a cruzar La Regueira, que nace más arriba, en La Fulgueira.

Bosque de sardones

Bosque de sardones

Para llegar a Manzaneda tenemos dos opciones: el camino de Santa Marta, el de cotas más bajas, que pasa cerca de la ermita de San Antonio y nos deja en la carretera, y el de Peña El Cuervo que nos lleva a las casas más occidentales del pueblo. Entre ambos se situa el castro con el altar más alto de la provincia. El camino que hemos seguido está perdido en muchos tramos por falta de uso, pero dada su clara orientación hacia el Oriente y la continua referencia del río Eria, es imposible extraviarse.

Legada a Manzaneda

Legada a Manzaneda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *