Sigue activo en Cabrera un incendio desatado el día de Nochebuena

Los sindicatos, que apuntan a que ha sido provocado, alertan de la falta de medios para atajar los fuegos que se registran en invierno

El incendio de Torneros de este domingo. Verónica González

Un incendio calcina el monte de Benuza desde el pasado sábado, día de Nochebuena. De momento, el fuego sigue activo y las llamas arrasan la vegetación que encuentran a su paso en el monte entre las localidades de Silván y Sigüeya.

A pesar de que las llamadas al servicio de emergencias 112 han sido muchas, vecinos de estas localidades denuncian que «no se han visto medios trabajando en la zona y no se han oído helicópteros», como sucede en los incendios que se desatan en verano.

El responsable en León de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios, Pedro Bécares, ha explicado a los micrófonos de la Cadena Ser que «siempre hay alguien dispuesto a prender y dar fuego al monte», aprovechando la situación anticiclónica y la sequedad del terreno de estos días.

En cuanto a la ausencia de personal denunciada por algunos vecinos, Bécares lamenta «no hay medios suficientes, apenas hay alguna dotación». Indica que la Junta reduce drásticamente el personal y los medios antiincendios en cuanto finaliza la campaña de fuegos a principios de otoño. Por ello, en esta época y con los «descansos» del personal, «algún día hay algún camión con dos personas, algún día no hay nadie, habrá algún día que haya algún camión…» ha detallado. Bécares ha aclarado que «agentes medioambientales siempre hay, pero ellos solos sin medios no pueden hacer mucho». Además, «los vehículos también están bastante limitados en cuanto a su uso y no pueden usarlos mucho por (la limitación en) el kilometraje». «Esta es la situación precaria que arrastramos desde el verano», ha sentenciado este responsable del CSIF.

«Más prevención»

Ante esta situación y que «el 40% del los incendios tienen lugar fuera del verano», Pedro Bécares reclama a las administraciones que apliquen medidas preventivas, ya que «se ha dejado de invertir en prevención, es decir, a reducir la carga de combustible en determinadas zonas estratégicas del monte con el objetivo de poder atacarle al incendio o mejorar la efectividad de los medios cuando se produce el incendio». Y ha criticado que «la carga de combustible es cada vez mayor porque no se elimina, con lo que es más complicado atajar el incendio».

En lo referente a las causas de los incendios que se producen en la provincia las estadísticas que maneja este sindicato indican que «entre el 93 y 95 % de los incendios son provocados». En opinión de Bécares, los que se registran en invierno y bajo las condiciones actuales «es evidente» que detrás de ellos «está la mano del hombre».

Al incendio de Cabrera se ha sumado otro en Maragatería que ha calcinado 100 hectáreas en el municipio de Lucillo, cercano a Pozos y Corporales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *