Solo cinco juntas vecinales de Cabrera no rinden cuentas

Concejo abierto leonés

Concejo abierto leonés

La reforma local provocó el año pasado que el año pasado cumplieran con la Ley el cien por cien de las entidades locales

Las juntas vecinales debieron presentar sus cuentas antes del 31 de octubre para cumplir con el imperativo legal que dispone la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local. Pasado el 31 de diciembre de 2015 el Consejo de Cuentas de Castilla y León pasa por última vez lista a sus entidades locales menores y cinco localidades no presentaron sus cuentas.

La amenaza de disolución que supuso la entrada en vigor de la citada Ley, que obligaba a la entidades locales menores a rendir las cuentas del ejercicio de 2013 antes del 31 de diciembre de 2014, disparó el nivel de cumplimiento de este requisito hasta niveles nunca vistos antes, hasta el punto de que sólo 25 juntas vecinales en la provincia de León no cumplió con la exigencia.

Pero la ley sólo apretaba en su primer año, de manera que, si bien el índice de rendición aún es alto, hasta el 31 de diciembre eran 884 las juntas vecinales en la provincia leonesa cumplidoras frente a las 1.207 del año anterior. Es decir, que el cese de la amenaza de disolución ha rebajado del 98 al 71,8% la ratio de rendición en un año.

Este año en Cabrera son 5 juntas vecinales las que no han presentado sus cuentas y muchas de las localidades que el año pasado las presentaron fuera de plazo han cumplido mejor con sus deberes al entregarlas antes del 31 de octubre, plazo oficial. Las juntas vecinales que no presentaron cuentas son: Villar del Monte, Losadilla, Quintanilla de Losada, Odollo y Castroquilame.

Es necesario recordar el esfuerzo realizado por la Diputación de León, el Consejo de Cuentas de Castilla y León y de la Federación Leonesa de Entidades Locales Menores por conseguir el mayor nivel de rendición de cuentas a lo largo de 2014.

Ayuntamientos

Los ayuntamientos de la provincia mantuvieron en 2015 el nivel de dación de cuentas de ejercicios anteriores. A 31 de diciembre, 29 de las 211 corporaciones municipales leonesas —un 13,74% sobre el total— no habían remitido su contabilidad al Consejo de Cuentas de Castilla y León, dos más de los que no habían cumplido con este requisito en la misma fecha de 2014. En la misma tónica se sitúa el número de Ayuntamientos que no habrían presentado sus cuentas dentro del plazo es decir, hasta el 31 de octubre, que ascendía a 23, —el 10,9% del total—.

Sin embargo en Cabrera, sus cinco ayuntamientos presentaros todos sus cuentas, incluso Benuza que no presentó las cuentas del año 2013. En la actualidad no existe mecanismo sancionador para los ayuntamientos que ignoran este requisito legal. La última reforma normativa sobre consejos de cuentas abre la puerta a que estos organismos multen a los ayuntamientos, pero no se ha desarrollado en la ley de presupuestos de la Junta de Castilla y León, como es preceptivo, por lo que la medida no se puede aplicar.

Aunque si es verdad que los ayuntamientos que suman varias omisiones del requisito tienen más posibilidades de ser incluidos en el plan anual de auditorías especiales que elabora el Consejo de Cuentas. Además, la entidad entiende que no realizar el trámite merece el reproche político y ciudadano por la falta de transparencia que supone no facilitar las cuentas, hecho que afecta a la calidad democrática del municipio al impedir a sus vecinos consultar una información pública.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *