Truchas ya trabaja para hacer realidad el geoparque “Valle del Eria”

tmp_21847-IMG-20160424-WA00011429356267El Ayuntamiento de Truchas, las juntas vecinales y varias asociaciones culturales del municipio se han reunido este sábado 23 de abril con el geólogo Javier Fernández Lozano -investigador postdoctoral de la Universidad de Salamanca y natural de Castrocontrigo- para tratar de informar sobre las ideas que se llevarían a cabo con el proyecto del Geoparque del Valle del Eria

El proyecto trata de unificar los recursos de la zona en un proyecto que recibe el impulso de la Unesco por ser un producto turístico potente, novedoso y prestigioso, y permite el acceso a ayudas de la Unión Europea para su sostenimiento. Además, en un geoparque también se impulsa la riqueza natural y cultural con el fin de fomentar la llegada de visitantes. La extensión propuesta del ya denominado Geoparque del Valle del Eria es de unas 75.000 hectáreas, con puntos de interés, como el lago de Truchillas que es uno de los Lugares de Interés Geológico Nacional inventariados en la provincia por el Instituto Geológico y Minero (Igme), el museo del encaje de Villar del Monte, el museo de chocolate de Castrocontrigo y otros, así como los valores naturales de la Zepa y LIC de la Sierra del Teleno.

Fernández Lozano indicaba que “el proyecto tardará tiempo en consolidarse y llegar al organismo de Naciones Unidades, y que de no ser así, el trabajo no sería en vano ya que quedaría para los pueblos que se unan a la iniciativa. Además, es una oportunidad de crear y asentar empresas y población en el medio rural”. También quiso destacar que no “supone ningún tipo de restricción sobre las actividades económicas de las zonas rurales, de manera que los aprovechamientos forestales, las actividades ganaderas y agrícolas, la extracción de pizarra y recursos como la caza y la pesca no se verán afectados”.

tmp_21847-IMG-20160423-WA000146459269

El siguiente paso consistirá en que los pueblos cataloguen su patrimonio para establecer prioridades y vertebrar el geoparque, a medida en que se vayan produciendo las reuniones con los diferentes ayuntamientos. Para ello ya se ha realizado un grupo de trabajo con los diferentes responsables que irán realizando las fichas. De igual forma se ha abierto un correo electrónico geoparquecabrera@hotmail.com para todo aquel que quiera proponer una iniciativa envíe un email que el grupo de trabajo estudiará.

“Iniciamos este proyecto con ilusión, amparados en toda una serie de estudios y publicaciones científicas que venimos realizando en la zona en los últimos años”. Con toda esta información, los impulsores del geoparque quieren marcar los diferentes puntos de interés para que sean accesibles y puedan ser visitados por el público y los visitantes. Para ello, se crearían varios centros de interpretación que generarían puestos de trabajo para las personas en situación de desempleo de estas comarcas. “Se formaría a algunas personas para que asesoren a los visitantes”, indica Fernández Lozano, mientras que otras podrían funcionar a modo de guías turísticos para las visitas de los diferentes puntos. A todo ello, habría que añadir los puestos de mantenimiento que darían empleo directo a alguna persona más. Además, el flujo de turistas implicaría un desarrollo de la hostelería y el comercio de la zona y de la economía rural en último término. “Nuestro objetivo es potenciar el desarrollo local y la salvaguarda de nuestro patrimonio”, remarca Javier Fernández, en este sentido.

Los primeros trabajos

Antes de formalizar la propuesta, el equipo que está detrás de esta ambiciosa propuesta ha realizado un trabajo fotogramétrico con drones para obtener modelos tridimensionales de alta resolución de las zonas de interés o puntos de difícil acceso que permitan acercar la riqueza de nuestro patrimonio al público. Estas representaciones virtuales serán sólo una pequeña parte de la información que estará incluida en los centros de visitantes, en la página web y en la aplicación móvil del Geoparque en fases posteriores del proyecto.

Los impulsores ya han dado los primeros pasos y se han puesto en contacto con las administraciones locales, provinciales y con la Sociedad Geológica de España que ven con buenos ojos el proyecto y que realizarán un informe positivo, indica Fernández. Tras los primeros pasos, a la vuelta del verano, llegarán las reuniones con las diversas partes implicadas “para avanzar posturas y organizar los diferentes pasos a dar en el futuro”, detallan.

Las gestiones para que el proyecto sea una realidad no serán inmediatas y los trámites podrían prolongarse entre 5 y 10 años. “Es un proceso lento en el que hay que trabajar duro día a día. Además, se renueva cada 4 años, por lo que se nos exige trabajar y mejorar cada día para poder mantener la Etiqueta de Geoparque”, explican los impulsores. En el caso de que en unos años el Geoparque de Cabrera y Valdería sea una realidad, los promotores de la iniciativa esperan que además “pueda traer subvenciones a la zona y permita el desarrollo local, generando riqueza para las comarcas”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *