Xuegos Tradicionales II: La billarda

La Bigarda, Billarda ou Bigarcia

Billarda

Billarda

Pa xugar a la billarda precisábanse dous palus de madeira, unu chamáu Billarda d’un palmu de llargu aprosimáu qu’estaba afiláu pulus dous cabeirus pa facilitar que s’alzara del suelu al da-ye un golpe, y outru d’un metru aprosimáu de llargura cuno que se golpia la billarda en faciéndola llevantar del suelu cun un golpe n’unu de lus sou estremus.

Esti segundu palu tamién sirvía de midida pa cuntar lus puntus que tenia cada xugadore. El númaru de xugadores yíe variable, pero a lo menos tienen de ser dous y caúnu tien de tener la sua Bigarda y el sou palu llanzadore. El terrenu de xuegu podía ser 45181_635803749778274_15411131_nyerba, tierra… El xuegu consiste, cumo yá dixéramos en golpiare, desde un determináu llugare, el palu pequeiñu pur una de las suas puntas, depuéis cuno grande p’alzalo al aire y no aire, da-ye outra vez pa llanzalo lo más lluenxe posible.

Pa principiar el xuegu sorteábase quién principiaría y decidíase a cuántos puntos (“varas”) xugaríase la partida teniendo en cuenta’l tiempu de que se disponía. Decidíase’l llugar de salida poniendo una piedra prana purbaxo la billarda pa que quedara una de las suas puntas llevantada ou podía aproveitase dalgún foyu del terrenu cun cuenta de qu’houbiera un buecu entre’l suelu y una de las suas puntas p’asina facilitar que s’alzara al golpiala, cousa que yá nun asocedía una vez movida del llugar d’iniciu. El xuegu suponía un gran riesgu de llevar dalgún golpe fuerte de la billarda, chegando a dase’l casu de saca-ye un güeyu a una vaca.1074848_635804953111487_1812117668_o

El primer xugador principiaba a lo más cun tres intentos pa consiguir unviar la billarda a la mayor distancia posible, teniendo en cuenta que na primer vuelta que la billarda fora parar a una distancia mayor d’una vara del sitiu d’iniciu, el segundu xugador coyía esta y se yiera capaz de da-ye desde ende al palu que s’asitiaba no puntu de salida, quitába-ye’l turnu y encomenzaba a xugar él. Se nun-ye daba a la vara, el primer xugador tenia tres intentosp’allonxar la billarda del llugar en que cayera, despuéis de lo que calculaba la distancia y sigún el sou parecer pidía una cierta cantidá de “varas” que yiera la midida del palu con que se golpiaba. Se los demás xugadores estaban d’alcuerdu concedíanselu y se nun lo estaban tenía de midir cuno palu. En casu de pasase no sou pidimientu la sua puntuación yiera cero, principiando’l próximu xugador 521876_635805043111478_356911277_ncuno sou turnu de xuegu.

No casu de que dalgún xugador consiguiera coyer la billarda no aire en siendo golpiada pur outru, axudicábase automáticamente la victoria. Se esto nun asocedía’l xuegu siguía pur turnus hasta que dalguién chegara al númaru de varas que s’alcordara de primeiras no xuegu.

Orixen

En cuanto al orixen la Billarda, yía un xuegu d’orixen remotu, confusu y difusu. Lus antecedentes d’esti xuegu vienen de la Edá Media, onde yiera un xuegu estructuráu que gociaba de gran popularidá, cumu se describe y cuñecemos al traviés del Llibru d’Apoloniu, llibru fecháu hacia’l 1.250, consideráu cumu una de las manifestaciones más tempranas del Mester de Clerecía, asina Menéndez Pidal desde un pensar lexicográficu diz que foi redactáu na segunda metá del siegru XIII. El llibru está basáu nuna narración d’una famosa novela latinomedieval, que cunta la hestoria de Apolonii Regis Tyrii, escrita nos siegros V y VI, y atribúyese a Celio Simposio, onque nun se cuñoz l’autor créyese que pudo ser un clérigu, dáu’l carácter cultu y predicador de la obra y que podría ser natural del Altu Aragón ou llionés, y que quixo facer una obra orixinal, lo que nos sirve cumu prueba p’asitiar el xuegu nuna época y contestu determinaos y nas Cántigas a la Virxen, que yíe del siegru XIII d’Alfonso X el Sabiu.

Hestoria

No siegru XIX, documéntase nos escritos de la época (Jesús López Rodríguez, Monteiro, Lugo, 1889), destacando la afición y la rabia de la mocedá no xuegu.

No siegru XX foi analizada pur mueitos antropólogos, etnólogos y intelectuales, tales cumu Vicente Risco ou los sous discípulos cumu Jesús Taboada Chivite, inclusive xente cumu Fermín Bouza Brey (Juegos de iniciación de Galicia, 1963), Arturo Rumania (Juegos para niños Galicia, 1983), María Barrio y Enrique Harguindey (Lérias y parcelas para niños, 1983), Camilo Brandín Feijoo (juegos de nuestros muchachos, 1986), Lorenzo Xoaquín (Enredos, 1992) ou Ana Estévez Lavandeira (Juegos, 2000).

Distribución xeográfica

Amás d’en mueitas ciudades y puebros de Galicia, Esturias y Llión, la sua práctica cuñócese n’outras partes d’Europa. Na isla de Gran Bretaña yíe’l xuegu cuñocíu cumu Tip-cat. Practícase tamién cun palos más curtios n’Eslovenia y Croacia cuno nome de Pandolo. N’España, en Salamanca, yíe una variante cuñocida cumu Chirumbia, na que la pieza chámase Bigara. N’Aragón chámase la taña ou tala.

La Lliga Nacional de Billarda tien contactu cun organizaciones d’outras rexones, cunas que tien reguniones abiertas: Txirikila billarda no País Vascu, el Liriu n’Esturias, Lippa n’Italia, el pic y la pala en Cataluña, y en Francia. Yíe parte de la Gran Trovada cantábricu-mediterránea, na que los participantes axuntanse en Galicia, Esturias, País Vascu, Cataluña ou Valencia. Tamién ficieron un alcuentru internacional, cun un partíu que foi xugáu entre Galicia y Alemaña en Ribadeo en 2008.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *