Xuegos Tradicionales IV: El Cincote

Rapaces xugando al Cincote

Rapaces xugando al Cincote

Yíe un xuegu al que xugaban lus rapaces, prencipalmente cuando diban guardar el ganáu. Xugábase entre varias personas

Facíase un círculu no suelu onde cada xugador fincaba un palu d’unus 60 cm de llargu y 2,5 de grosor. Cadagunu de lus participantes escoyía un llugar, nou muei lluenxe del círculu, que s’asiñalaba cun una marca especial, a la que chamaban “castiellu”. Facíase primeiru una preba pa fincar lus palus, y aquel que se quedaba meyor craváu escoyía vez. Outramiente, el qu’había quedáu más débil tenía de prencipiar el xuegu. Cada xugador cravaba’l sou palu, peru a partir del primeiru cadagunu procuraba, al empar que fincaba’l sou palu, tumbar el del contrariu. Cuando un xugador “esbarrumbaba” a un oponente, el restu de lus compañeirus alzábanse cumu xueces y indicaban hasta ónde diban cuntare; siempre del unu al cien.

Mientras aquestus xueces cuntaban la serie de númarus indicáu a lu primeiru, el vencedor cravaba cuno sou palu no castiellu del vencíu, procurando llevase cuantus más turrones meyor pa facer más grande’l suyu. El xuegu ganábalu el que llograra construyir más altu’l sou castiellu a consta de lus demás.

Cuando deixaban el xuegu, lus ganadores devolvían el material arrampuñáu a lus perdedores cubriendo lus buracus del suelu que primeiramente apicaran.  Y mientras cubrían estus canchiforcus apachacando la tierra cunus pías, cantaban:

«Eiquí tráncoute,

Cun puertas de fierru.

El que las abra.

Dirá al infiernu.»

Una versión d’esti xuegu atopámosla en Cantabria cuno ñome de “La Gallibarda”, consistente en facer sucus lu más llargus posible no suelu, desde’l fuexu de lus contrarius, arrincando tapines.

Lus xugadores púñense nún círculu, cadagunu purcima’l sou fuexu ou “jitu”, y sapartaus un metru más ou menos. Faciendo’l correspondiente sortéu, el xugador al que-ye correspuende encomenzar el xuegu, llanza, del xeitu establecíu, la gallibarda contra’l sou compañeiru de la dreita. Ésti tien de golpiala pa mandala lu más lluenxe posible dientru l’espaciu de xuegu.

No tiempu qu’el “gallibardero” tarda en dir buscala, volver y cravar la punta’l palu no sou fuexu, lus demás xugadores fozan ou escarban cunus sous palus no sou “jitu” intentando arrinca-ye’l mayor númaru de tapines que llevarán, cadagunu, al sou fuexu. No intre, pasa a ser gallibardero’l siguiente pula dreita hasta rematar la ronda.

El perdedor yíe aquel al que-ye falten más tapines ou turrones, midiéndose las distancias xeneralmente pur pías. Una vez tomada la decisión, el perdedor tien de ponese a gatadas y trasportare, sobre’l sou llombu, y na distancia alcordada, lus turrones arrincaus. Cunus que se cayen, se-ye da cun ganas no culu ou en cualesquier parte del sou cuerpu.

Una última versión, tamién d’esti xuegu, atopáposla n’outras partes de Llión y n’Esturias cuna denominación del “Pinchu”, xuegu no que puede participar un númaru indetermináu de xugadores. Unu, a suertes, finca’l sou pinchu cun fuercia no suelu. Lus demás van cravando’l suyu tratando de tumbar cun él a unu de lus llanzaus pulus anteriores. Se lu llogra, garra’l pinchu cayíu no suelu y tíralu lu más lluenxe posible diciendo: ¡a Roma! y solicita un númaru determináu de puntus, tantus cumu vueltas calcule que va poder cravar el pinchu mientras el contrariu vuelve de recoyelu. Se ésti consigue retornar antias qu’acabe, va ser él quién mande a Roma’l sou pinchu. Gana’l primeiru en consiguir lus tantus conveníus.

En Castiella esti xuegu tamién tien la sua propia denominación y variante chamada “El Hinque”, simplificando’l xuegu pa namás ver quién consiguía fincar el palu cun más fuercia no terrenu.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *