El Yacimiento de Graftolitos de Salas de la Ribera queda sepultado por las obras de la N-536

Yacimiento

Situación antes de las obras del yacimiento y localización en Salas de la Ribera

Una capa de mortero, junto con mallazo de hierro y bulones de doce metros introducidos en el terreno para afianzar el terraplen, han sepultado el yacimiento de graftolitos de Salas de la Ribera en el que se encuentran el 90% del registro mundial de Sinrabdosomas

Se trata de un lugar de relevancia mundial que permitió descubrir la razón de ser de estas colonias de graptolitos, rebatiendo así teorías admitidas hasta entonces como verdaderas por la comunidad científica internacional. Fue descubierto a mediados de los años 90 por el investigador de Geociencias del CSIC Juan Carlos Gutiérrez. Un talud de pizarra, ubicado a las afueras, alberga miles de estas estructuras radiales (denominadas sinrabosomas), formadas por colonias de unos remotos organismos marinos microscópicos, más pequeños que la cabeza de un alfiler, que atestiguan el pasado submarino de estas tierras hace 420 millones de años.

Las posibles investigaciones que se pudieran llevar a cabo, acaban de ser enterradas por las obras que desde hace dos semanas se están realizando en la N-536, que comunica Puente de Domingo Flórez con Ponferrada, y que pasa por Salas de la Ribera y donde se encuentra este yacimiento de fama mundial.

En la primavera de 2007, el Ayuntamiento de Puente de Domingo Flórez solicitó a la Junta la declaración de Bien de Interés Cultural para este yacimiento, con el apoyo expreso de 158 científicos e instituciones de 23 países. El objetivo era frenar el expolio y el deterioro que está sufriendo, pero por el momento siguen sin respuesta. “Se trata de colonias de microorganismos que debido a su vida errante por los océanos de la época (el hemisferio norte era sólo agua) podrían aportar una valiosísima información de lugares tan dispares como Salas de la Ribera o el Polo Norte”, explica el pedáneo de la localidad Antonio Liébana.

Su descubridor e investigador del CSIF, Juan Carlos Gutiérrez Marco, se desplazó a la zona tras tener conocimiento de la amenaza que se cernía sobre el yacimiento y manifestó: “Es geodiversidad que perdemos. Los niveles más interesantes desde el punto de vista patrimonial y geoturístico están ya cubiertos”

Mientras continúan las obras para contener los taludes a base de hormigón proyectado y taladros en la misma roca, este investigador se empeña en tratar de rescatar cualquier fósil que vea a su alcance, mientras se lamenta: “Un yacimiento único a nivel internacional alicatado hasta el techo”, y añade “Es un atentado al patrimonio natural y la geodiversidad de la comarca, España, y también del mundo, pues este yacimiento es único a nivel internacional”.

Graftolitos

Graftolitos

Debido a falta de protección que en su día trató de promover el Ayuntamiento, el yacimiento paleontológico de Salas de la Ribera ha dejado de ser accesible a la comunidad científica para poder realizar los estudios pertinente, a la vez se acaba con cualquier posibilidad de desarrollar un punto de turismo geológico complementario al de Las Médulas.

“Esto nos va a obligar a buscar la continuidad de las capas en la montaña de enfrente. En el camino que sube a Pardollán, en el Parque Natural de la Sierra de la Encina de la Lastra. Es decir, el que quiera estudiar las sinrabtosomas de Salas tendrá que ir a Galicia” manifestó Juan Carlos Gutiérrez Marco.

One thought on “El Yacimiento de Graftolitos de Salas de la Ribera queda sepultado por las obras de la N-536”

  1. Pingback: Acuerdo unánime para la protección y promoción del yacimiento de graftolitos de Salas – El Cabreirés
  2. Trackback: Acuerdo unánime para la protección y promoción del yacimiento de graftolitos de Salas – El Cabreirés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *