Yeres pide la mejora del acceso desde Cabrera a las Médulas

Concentración en el mirador de las Pedrices

Vecinos y amigos se concentraron en el mirador de las Pedrices para solicitar estas obras a la Junta

Con un gran cartel y una frase que denuncia el abandono de la localidad “Yeres también existe”, varios vecinos y amigos de otras localidades se juntaron en el mirador de las Pedrices para reclamar el abandono que sufre el acceso a Médulas desde el lado cabreirés. El pedáneo de la localidad Ángel Merayo asegura “que no se ha puesto en valor y tiene mucho que ofrecer” y se lamenta que las intervenciones sólo sean del lado norte.

Los concentrados reclamaron a la Junta, entre otras actuaciones el asfaltado del camino de cuatro kilómetros y medio que une el pueblo con Las Médulas para evitarles el rodeo de acceder a Yeres por Puente y pidieron además a la Fundación Las Médulas que establezca una línea de autobús dentro del plan de movilidad Itermédulas. Hasta ahora, la Fundación sólo contempla la posibilidad de acceder desde Puente a Las Médulas en un todoterreno a la demanda, pero Merayo insistió ayer en que “nadie lo ha usado, porque no hay demanda” y hasta un tototerreno tendría difícil transitar por la ruta. Merayo ironizó a este respecto con que “Quien tenga un tractor tal vez pueda acercarse”.

Desde esta localidad reclaman el acondicionamiento del camino desde hace décadas, pero hasta ahora solo se ha arreglado gracias a la actuación de la propia pedanía y en ocasiones, del Ayuntamiento de Puente de Domingo Flórez. La última vez que la Junta se comprometió a abordar esta necesidad fue durante la reunión de la Junta Rectora del Parque de Las Médulas de finales del año pasado, pero tampoco ha servido para nada.

Las obras del vial, según una memoria que en 2007 encargó el propio Merayo estarían entre los 300.000 y los 600.000 euros “hoy incluso sería menos”, dice. El pedáneo afirma que “solo les falta voluntad” y que no entiende las causas por las que la parte de Yeres se ha quedado descolgada de Médulas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *